• Líbano | Israel |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Consejo de Seguridad de la ONU renovó el jueves por un año la misión de unos 10.000 cascos azules en Líbano (Finul) y alertó sobre el resurgimiento de un conflicto entre este país e Israel.

Un proyecto de resolución redactado por Francia fue adoptado por unanimidad.

"Las violaciones al cese de hostilidades podrían conducir a un nuevo conflicto que ninguna de las partes de la región puede permitirse", señala el texto, que "condena todas las violaciones a la Línea Azul" que separa a Líbano e Israel, "por aire y por tierra".

El miércoles, el ejército libanés disparó contra un dron israelí en el sur de Líbano.

El domingo, un dron armado atacó en la periferia sur de Beirut, un feudo de Hezbolá. Tanto este grupo como el Estado libanés responsabilizaron a Israel.

El presidente libanés, Michel Aoun, lo calificó de "acto de guerra".

En su resolución, el Consejo de Seguridad exhorta a "todas las partes a no ahorrar ningún esfuerzo" en el mantenimiento de la paz, "observar la máxima calma y moderación y abstenerse de toda acción o retórica que pueda comprometer el cese de hostilidades o desestabilizar la región".

A instancia de Estados Unidos, según indicaron diplomáticos, el Consejo pidió al secretario general de la ONU que antes del 1 de junio de 2020 proceda "una evaluación de la Finul" y de sus efectivos.

Washington fracasó sin embargo en su intento de reducir a 9.000 el número máximo de cascos azules que pueden ser desplegados, de los 15.000 autorizados desde el último conflicto entre Israel y Líbano, de 2006.

El domingo, un dron armado atacó en la periferia sur de Beirut, un feudo de Hezbolá. Tanto este grupo como el Estado libanés responsabilizaron a Israel.AFP/END

El texto adoptado reclama, también a pedido de Estados Unidos, que la Finul tenga "acceso pleno a la Línea Azul".

Los soldados de la misión no han logrado hasta ahora llegar a puntos situados al norte de esta línea, donde en diciembre fueron descubiertos túneles denunciados por Israel.