• Bagdad, Irak |
  • |
  • |
  • Edición Web

El gobierno iraquí se prepara para presentar una denuncia ante la ONU luego de que una investigación concluyó que Israel es responsable de "algunos" de los recientes ataques a las bases de una poderosa fuerza paramilitar, indicó un diputado y dirigente de ese grupo.

El Hashd al Shaabi --una alianza de grupos favorables a Irán que tiene también un bloque en el Parlamento iraquí, el "Fatah"-- acusó a Estados Unidos e Israel de recientes explosiones y envío de drones a sus bases, pero Bagdad hasta ahora no ha hecho acusaciones directas.

"Investigaciones gubernamentales concluyeron que el responsable de algunos de esos ataques es, sin duda, Israel", dijo Ahmad al Assadi, responsable del Hashd y portavoz del "Fatah" a periodistas, sin dar más detalles de las pruebas que llevaron a esa conclusión.

"El gobierno prepara pruebas y documentos suficientes para presentar una denuncia al Consejo de Seguridad (de la ONU)", agregó.

El Hashd al Shaabi se formó en 2014 a partir de grupos armados chiitas para combatir a los yihadistas del Estado Islámico. No obstante, se opone a la presencia de fuerzas estadounidenses desplegadas en Irak en el marco de la coalición internacional antiyihadista bajo mando de Estados Unidos.

Las fuerzas de Hashd operan oficialmente en el ejército iraquí, pero Estados Unidos e Israel temen que algunas de sus unidades sean una extensión de su enemigo común, Irán.

El Hashd al Shaabi se formó en 2014 a partir de grupos armados chiitas para combatir a los yihadistas del Estado Islámico.Archivo/END

Desde mediados de julio, cinco depósitos de armas y campamentos de entrenamiento del Hashd fueron blanco de presuntos ataques y el grupo afirma haber disparado contra drones de vigilancia sobre otras dos bases.

Un alto responsable del Hashd acusó a Estados Unidos de ser, de forma general, detrás de las explosiones en sus bases. El Pentágono niega cualquier implicación.

El 25 de agosto, Hashd acusó a Israel de ser responsable de un ataque con drones que mató a uno de sus combatientes en el oeste, cerca de la frontera siria.