• París, Francia |
  • |
  • |
  • AFP

Francia mostró el sábado "su preocupación tras el anuncio de la vuelta a las armas de una parte de los antiguos combatientes de la guerrilla de las FARC" en Colombia, en un comunicado de la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

París considera que "el anuncio de la reanudación de la lucha armada por parte de excombatientes no está justificada", debido a que "el gobierno colombiano y las FARC están inmersos desde 2016 en un valiente proceso de paz" donde los "esfuerzos realizados" por parte de uno y otro lado son "innegables".

"Francia reafirma su pleno apoyo a los mecanismos" del Acuerdo de Paz y "llama a todas las partes a respetar los compromisos alcanzados", agregó la portavoz Agnès von der Mühll.

El último jueves, Iván Márquez, ex número dos de la disuelta guerrilla FARC, apareció junto con otros jefes rebeldes en un vídeo en el que anunciaron su retorno a las armas tras la "traición del Estado" al pacto firmado con el expresidente Juan Manuel Santos en 2016.

Iván Márquez añadió que coordinarían "esfuerzos" con otros disidentes, así como con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), última guerrilla activa en el país.

El ELN saludó el regreso a las armas de los exFARC y ofreció "una trinchera de combate".

Iván Márquez (i) y Jesús Santrich (d). AFP/END

El regreso a las armas de un sector de las antiguas FARC bajo el mando de Iván Márquez abre interrogantes sobre el poderío real de la nueva rebelión en Colombia, el papel de Venezuela en el único conflicto armado de América y la situación del proceso con la exguerrilla.

Colombia se enfrenta desde hace más de 50 años a un conflicto fratricida que ha implicado una treintena de fuerzas, entre guerrillas, Estado y grupos paramilitares, y que ha dejado más de ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.