• La Paz, Bolivia |
  • |
  • |
  • AFP

Un civil y un bombero murieron en el combate contra los incendios en Bolivia, informó este lunes el presidente Evo Morales.

El país sudamericano soporta desde mayo incendios en bosques y pastizales que arreciaron en agosto y que han consumido 1,2 millones de hectáreas.

Las llamas más intensas se encuentran en el departamento de Santa Cruz (este), con puntos más focalizados en las regiones de La Paz (oeste) y Cochabamba (centro).

Por "estos incendios en Bolivia, en temas humanitarios, tenemos dos bajas: el de Sacaba (en Cochabamba) un joven y ahora un policía (bombero)" en la región de Yungas, en La Paz, señaló Evo Morales en una rueda de prensa.

El bombero falleció, según el mandatario, tras caer a un precipicio el domingo, durante las tareas de combate contra el fuego.

El civil muerto en Cochabamba integraba las brigadas para luchar contra el fuego y probablemente cayó, se golpeó y el monóxido carbono terminó matándolo, dijo informó por separado el jefe de la policía de esa región, Raúl Grandy.

Los ambientalistas culpan a leyes del gobierno que incentivaron el desmonte por fuego para ampliar la frontera agrícola para la soja, la caña de azúcar y la ganadería, mientras el gobierno responsabiliza al tiempo seco y a los vientos de haber atizado las llamas.

Autoridades sanitarias de Bolivia advirtieron que el humo denso, además de los fuertes vientos y las temperaturas altas, está afectando las condiciones de salud de los residentes, militares, bomberos y voluntarios que llegaron a mitigar el fuego que ha devorado bosques bolivianos vecinos a la Amazonía brasileña.

El Ministerio de Salud informó en un comunicado que en las últimas dos semanas atendieron a casi 3,000 personas en 11 comunidades.

Las enfermedades más comunes son conjuntivitis, infección respiratoria y dermatitis, informó el Ministerio de Salud en un comunicado.