• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

La Fiscalía venezolana anunció este lunes que imputó a dos agentes del servicio de inteligencia por incumplir protocolos de custodia en el polémico caso del concejal opositor Fernando Albán, fallecido al caer de un décimo piso cuando se encontraba detenido.

Miguel Dos Santos (29) y Keyberth Cirelli (30), ambos del servicio de inteligencia (Sebin), fueron acusados del "delito de quebrantamiento de las obligaciones de custodia" de Albán, dijo el Ministerio Público en un comunicado.

El gobierno afirma que el dirigente opositor se lanzó desde una ventana en un pasillo del piso 10 del edificio del Sebin, en Caracas, tras pedir permiso para ir al baño, el pasado 8 de octubre de 2018.

La oposición desestima la versión oficial y asegura que fue arrojado sin vida por agentes del Sebin para borrar evidencias de torturas durante un interrogatorio.

"Se determinó que los funcionarios no consultaron a sus superiores al momento de despojar de las esposas al concejal, ni tampoco activaron otros mecanismos de seguridad necesarios durante la custodia", explicó la Fiscalía.

Albán fue detenido el 5 de octubre por su supuesta participación en la explosión de dos drones cerca de la tarima en la que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, daba un discurso el 4 de agosto de 2018 en la capital.

Murió tres días después mientras estaba confinado en celdas del Sebin, desatando una polémica internacional que llevó a las Naciones Unidas a pedir una "investigación transparente" del hecho.

Fernando Albán murió en una cárcel de Venezuela / Archivo Estas son las primeras personas imputadas en este caso.

En reiteradas ocasiones la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha pedido una "investigación transparente" sobre las circunstancias de la muerte del concejal opositor.

Por su parte Nicolás Maduro calificó la muerte del concejal de "magnicidio en grado de frustración" y responsabilizó como autor intelectual al diputado Julio Borges, fundador de Primero Justicia y exiliado en Colombia.

La "crueldad de la dictadura terminó con la vida de Fernando Albán", reaccionó Borges en Twitter.