• Las Bahamas |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) ubicaba la tarde del lunes a este huracán de categoría 4 a unos 170 km de West Palm Beach, Florida, con vientos sostenidos de hasta 240 km/h, por debajo de su récord alcanzado el domingo de 297 km/h.

El centro, basado en Miami, pronostica que Dorian continuará golpeando la isla de Gran Bahama por más horas, hasta este martes en la mañana, debido a que está prácticamente parado.

Luego se dirigirá cerca de la costa este de Florida, permaneciendo paralela a esta hasta el miércoles por la noche, para subir por las costas de Georgia y Carolina del Sur.

El NHC incluso amplió el aviso de marejada ciclónica hacia Altamaha Sound, Georgia; el aviso de huracán hacia el norte de Ponte Vedra Beach, Florida; y la vigilancia de marejada ciclónica y de huracán hasta South Santee River, Carolina del Sur.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, informó el martes en la tarde que Dorian deja al menos cinco muertos en las islas Abaco, azotada el domingo, y que había personas en la cercana isla de Gran Bahama que están en grave peligro.

“Estamos en medio de una tragedia histórica", agregó Minnis, indicando que la devastación dejada por Dorian es “sin precedente y extensa”.

“Insto encarecidamente a los residentes de Gran Bahama a permanecer adentro y estar lo más seguros posible, hasta que las autoridades competentes den la autorización”, pidió el mandatario.

Dorian también destrozó techos, arrojó automóviles y causó que el nivel del agua alcanzara la parte superior de las palmeras en la Gran Bahama. En algunas zonas, los socorristas dijeron que no pudieron hacer su trabajo y tendrán que esperar hasta que las condiciones mejoren.

El reconocido chef José Andrés se encontraba en las Bahamas el domingo preparándose, junto a su equipo, para proporcionar comidas después de que Dorian pase y registró en su cuenta de Instagram la fuerza del huracán.

Se preparan para el impacto

En EE. UU. los gobernadores de Carolina del Sur y Georgia ya emitieron una orden de evacuación obligatoria para millones de personas en toda la costa.

En Florida también fueron ordenadas evacuaciones en nueve condados, incluido el condado de Duval, donde queda Jacksonville, una de las dos ciudades más grandes del estado.

El gobernador de Virginia declaró estado de emergencia este lunes en la tarde debido a que la tormenta podría afectar partes del estado y así asegurar los recursos necesarios en caso de que se necesiten. También fue activado el Centro de Operaciones de Emergencia estatal.

Los reporteros de la Voz de América, José Pernalete y Iacopo Luzi, se encuentran en West Palm Beach, donde las autoridades le pidieron a sus residentes buscar refugio, para atestiguar cómo se preparan los floridianos para la llegada de Dorian bajo la mirada de algunos curiosos.

Paz Calderón, residente de Florida desde hace 17 años, relató a la VOA cómo se preparó para la llegada de Dorian, el primer huracán para el que decide quedarse.

"Tenemos lo necesario a la mano, pero sobre todo fe en Dios. Oraciones, poner la familia a salvo y confiar en Dios", indicó.

El Aeropuerto Internacional de Orlando, uno de los más grandes del estado, informó este martes en un comunicado que planea suspender las operaciones comerciales a las 2:00 a.m. hora local del martes.

La Guardia Costera estadounidense informó que más 20 de sus botes patrulleros de Miami y Key West están preubicados y preparados para el despliegue en las zonas afectadas por el huracán.

También fueron desplegados miembros del servicio y activos de la Estación Aérea de la Guardia Costera en Clearwater en preparación para la respuesta al huracán Dorian en las Bahamas.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, aseguró que el presidente Donald Trump recibió este lunes en la mañana actualizaciones cada hora sobre el huracán Dorian.