• Barcelona, España |
  • |
  • |
  • AFP

Ocho responsables de la Policía Nacional española deberán comparecer ante la justicia por su presunta responsabilidad en la violencia policial ocurrida durante el referendo ilegal de autodeterminación de octubre de 2017 en Cataluña, anunciaron este jueves las autoridades judiciales.

En un documento fechado el pasado 1 de agosto y transmitido este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el juez cita a comparecer a "los funcionarios directamente responsables de los operaciones concretas realizadas en cada uno de los colegios investigados, debiendo ser convocados en calidad de investigados".

Los ocho responsables, cuyos grados no se precisaron, están llamados a declarar los días 9 y 11 de octubre en la Ciudad de la Justicia de Barcelona.

Las imágenes de la violencia policial -agentes de policía nacional y Guardia Civil golpeando con porras y dando empujones a manifestantes decididos a votar- dieron la vuelta al mundo, y perjudicaron la imagen de España en el momento álgido de esta crisis, en octubre de 2017.

Las fuerzas de seguridad -Policía Nacional, Guardia Civil y Policía regional catalana- habían recibido la orden de la justicia de impedir la celebración material de la consulta, prohibida por la autoridad judicial.

En el histórico proceso contra 12 dirigentes independentistas catalanes celebrado en Madrid de febrero a junio, altos mandos de la Policía Nacional defendieron la actuación de las fuerzas del orden, y afirmaron a su vez haber sido hostigados por los independentistas, a base de patadas, insultos y escupitajos.

Según expusieron estos mandos, la policía autonómica catalana, los Mossos d'Esquadra, no cumplió con la orden judicial de precintar los colegios electorales.

Por ello, añadieron, la Policía Nacional y la Guardia Civil se vieron obligados a actuar de forma precipitada y se encontraron con la resistencia de miles de personas decididas a proteger los colegios y garantizar la votación, pese a su prohibición por la justicia.