• Cerca del puesto fronterizo de Bab al-Hawa, Siria |
  • |
  • |
  • AFP

Centenares de sirios salieron a las calles el viernes en localidades de la provincia siria de Idlib contra el régimen sirio y su aliado ruso, que han bombardeado durante meses la zona, según corresponsales de la AFP.

Cerca del puesto fronterizo de Bab al-Hawa, en la frontera con la vecina Turquía, un millar de personas se concentraron en una plaza y ondearon banderas de la oposición y pancartas que pedían la caída del régimen de Bashar al Asad y en contra de Rusia.

"La revolución es una idea y la ideas no mueren" era el lema inscrito en una de las pancartas, en alusión a las manifestaciones prodemocracia que se iniciaron en 2011 y que fueron reprimidas a sangre y fuego por Damasco, lo que precipitó la guerra civil.

"La revolución es una idea y la ideas no mueren" era el lema inscrito en una de las pancartas. AFP/END

Idlib y los territorios adyacentes, dominados por los yihadistas, están supuestamente bajo un alto el fuego desde el 31 de agosto, después de cuatro meses de intensos bombardeos que mataron a más de 960 civiles, según el Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH).

Centenares de personas también manifestaron en la capital provincial de Idlib. Una mujer mostró una pancarta en la que podía leerse: "Paren el terrorismo de Rusia".

Estas manifestaciones se producen una semana después de una manifestación similar en el puesto fronterizo de Bab al-Hawa. Los manifestantes intentaron franquear la frontera para entrar en Turquía, y las fuerzas turcas dispararon gases lacrimógenos.

Considerado como el principal apoyo de los grupos rebeldes, el gobierno turco ha instalado tropas en una decena de puestos de observación en el noroeste de Siria. Ankara teme una avalancha de refugiados si se produce una nueva ofensiva del régimen.

Desde finales de abril, los bombardeos de la aviación siria y rusa causaron la muerte de unos 900 civiles en Idlib, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Más de 400,000 personas fueron desplazadas, según la ONU.