•  |
  •  |
  • END

LIMA / AFP

El presidente peruano, Alan García, dijo el domingo que el primer ministro Yehude Simon viajará el lunes a tres localidades de la Amazonía para convencer a los jefes de 10 etnias nativas a sumarse a un diálogo en Lima para solucionar una huelga de 65 días que ya se cobró más de 30 muertos.

“El primer ministro va a viajar el lunes a tres lugares de la Amazonía a convencer a los jefes de las etnias de 10 comunidades nativas, que participen en una mesa de diálogo que deberá solucionar el problema”, indicó García, al hablar sobre la mayor crisis de su gobierno en tres años de gestión.

García resaltó que será la mesa de diálogo la encargada de proponer una solución tras concertar las posiciones del gobierno con las de los indígenas, que exigen derogar un paquete de 10 leyes sobre desarrollo en la selva que ellos interpretan que afectará sus territorios y beneficiará a petroleras.

“Deposito en ellos (la Mesa de Diálogo) la solución del problema. Ellos nos dirán después de unos días qué es lo que consideran acertado y justo, y eso haremos (luego)”, enfatizó el presidente peruano.

El gobierno desea instalar el martes a más tardar la mesa de diálogo donde estén representadas 10 comunidades nativas, cuatro ministros y los presidentes de los departamentos peruanos donde existen indígenas amazónicos.

Debatirán ley artículo por artículo

“La suspensión de las leyes abrió un espacio de diálogo, queremos ver qué se critica leyendo artículo por artículo”, añadió.

Las comunidades amazónicas del noreste y de la selva central peruana (este) exigen la derogación de las leyes y no aceptan la suspensión de éstas. Piden, además, la liberación del líder Alberto Pizango, asilado en la Embajada de Nicaragua en Lima.

García acusó “a las ONG mundiales”, que asesoran a algunas comunidades indígenas de “mala información” sobre el Tratado de Libre Comercio entre Perú y Estados Unidos, cuando éstas aseguran que su gobierno propicia la entrega de la Amazonía “a las compañías imperialistas”.

“Las ONG mundiales extremistas se han vestido de verde cuando antes eran rojas, y se dedican a destruir la imagen del Perú”, dijo el presidente, quien aseguró que las leyes buscan defender el medio ambiente.

“Jamás intentamos quitarles un metro de tierra. Están garantizados sus 12 millones de hectáreas, igual los bosques nativos, que son otros 15 millones de hectáreas. Ahí no puede entrar ninguna petrolera ni maderera”, aseveró García.

“Lo que queremos” --agregó García—“es preservar la Amazonía de los cultivadores de coca ilegal y de los taladores y contrabandistas de madera que contaminan los ríos de la Amazonía con mercurio. Por eso hay que poner orden con las leyes”.

Las violentas protestas en la selva peruana dejaron 34 muertos --24 policías y 10 civiles-- en un enfrentamiento que se produjo el 5 de junio en la ciudad de Bagua (noreste) durante el desbloqueo de una carretera regional.