• Beirut, Líbano |
  • |
  • |
  • AFP

Varios aviones rusos llevaron a cabo este martes dos ataques contra grupos yihadistas en el noroeste de Siria, los primeros bombardeos aéreos en la región desde al anuncio de Rusia hace diez días de una tregua, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Tras cuatro meses de bombardeos del régimen sirio y Rusia, su aliado –que según el OSDH dejaron 960 civiles muertos– Moscú declaró el 31 de agosto un alto el fuego en la provincia de Idlib y en los sectores cercanos, dominados por los yihadistas.

Desde entonces, los ataques aéreos habían quedado suspendidos pero en la práctica el alto el fuego ha sido violado varias veces.

"Aviones rusos llevaron a cabo dos ataques contra posiciones de grupos yihadistas en la región de Kabani, en el noreste de la provincia de Lataquia, cerca de Idlib", indicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Sin embargo, no pudo afirmar si se trata del fin definitivo de la tregua.

Varios aviones rusos llevaron a cabo este martes dos ataques contra grupos yihadistas en el noroeste de Siria. Imagen referencial. Archivo/END

En el noreste de la provincia de Lataquia actúan varios grupos yihadistas, entre ellos Hayat Tahrir al Cham (HTS), la exrrama de Al Qaida en Siria, así como el Partido Islámico del Turquestán.

A fines de abril, el régimen de Bashar al Asad, con ayuda de Rusia, lanzó ataques aéreos contra la provincia de Idlib y sectores cercanos de las provincias de Hama, Lataquia y Alepo, dominados por HTS.

El 8 de agosto, comenzó una ofensiva terrestre y el régimen retomó varios sectores, entre ellos la totalidad de las zonas que no controlaba hasta entonces en Hama.

La guerra en Siria ha dejado 370.000 muertos desde 2011.

Con la ayuda de Rusia, Irán y el Hezbolá libanés, el régimen de Asad reconquistó un 60% del territorio. Además de la región de Idlib, varias zonas en manos kurdas escapan a su control.