• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

Las autoridades británicas anunciaron este miércoles haber interceptado en un solo día a 86 migrantes que cruzaban el canal de la Mancha en pequeñas embarcaciones, una de las cifras más importantes de los últimos meses.

Los migrantes, entre los que había mujeres y niños, proceden de ocho países distintos y fueron descubiertos en cinco embarcaciones en diferentes puntos de la costa sur el martes.

Los intentos de cruzar clandestinamente el canal de la Mancha se intensifican en verano, ya que los traficantes de personas aprovechan el clima templado para intentar llegar al Reino Unido por la ruta marítima comercial más transitada del mundo.

El miércoles por la mañana, varios barcos de los guardacostas británicos realizaban una operación de rescate en el mar, a raíz de la cual una persona fue trasladada a un hospital en helicóptero. Según la BBC, se hallaron dos barcos más con un total de 20 personas.

"Cruzar el canal de la Mancha en una pequeña embarcación representa un gran riesgo. Los grupos criminales que lo organizan son despiadados y no les importa la pérdida de vidas", advirtió una portavoz del ministerio del Interior británico.

El martes por la mañana, la policía de fronteras interceptó en alta mar a 23 personas a bordo de dos embarcaciones que fueron conducidas a Dover, en el sur de Inglaterra. Los migrantes afirmaron ser originarios de Irán, Afganistán, Pakistán y Filipinas, según un comunicado.

Otros dos grupos, de 18 y 23 personas respectivamente, procedentes de Irán, Irak, Etiopía y Vietnam, fueron descubiertos hacia el mediodía en el mar y conducidos también a Dover.

El martes por la mañana, la policía de fronteras interceptó en alta mar a 23 personas a bordo de dos embarcaciones que fueron conducidas a Dover. Imagen referencial. Archivo/END

Las otras 22 personas -algunas originarias de Turquía- fueron detenidas tras llegar a la costa en las localidades de Littlestone y Pett Level Beach, precisó el comunicado.

En lo que va de año casi 1.500 migrantes intentaron cruzar el canal de la Mancha, según cifras de las autoridades marítimas francesas, frente a 586 en 2018.

Algunos incluso tratan de cruzar a nado el canal, que tiene unos 30 kilómetros en su punto más estrecho.