• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, negó que su gobierno obligue a ciudadanos a firmar contra las sanciones de su par de Estados Unidos, Donald Trump, a cambio de alimentos, como afirmó el Departamento de Estado estadounidense.

"Quien ha firmado es porque le ha dado la soberana gana de firmar, por su conciencia, por su rebeldía y por su fuerza", dijo Maduro la noche del martes.

Se refirió así a acusaciones del Departamento de Estado sobre órdenes de firmar una petición que el gobierno socialista presentará en la ONU contra Trump a cambio de recibir cajas de alimentos básicos subsidiados.

El mandatario aseguró que hasta el momento han sido recolectadas 11 millones de firmas en la iniciativa 'No more Trump' (No más Trump) en rechazo a la batería de sanciones que Washington ha impuesto a Venezuela y su petrolera estatal PDVSA.

"¡Levanten la mano los que han sido chantajeados! Nuestro pueblo es un pueblo consciente y libre (...) Ha sido una firma de conciencia bolivariana, de conciencia nacional", agregó, dirigiéndose a sus oyentes.

Nadie alzó la mano.

Un portavoz del Departamento de Estado aseguró que "Maduro no tiene suficiente apoyo entre el pueblo de Venezuela, por lo que depende de la extorsión para recolectar esas firmas (...). Que Maduro esté reteniendo alimentos para obligar a firmar es otro ejemplo de sus abusos contra los derechos humanos".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump Maduro dijo que presentará las firmas ante la ONU.

El gobierno de Maduro denuncia las sanciones como "un bloqueo criminal" que complica la importación de comida y medicinas. Las medidas prohiben a ciudadanos y empresas estadounidenses hacer negocios con Venezuela y PDVSA.

La oficina europea de la petrolera nacional de Venezuela, PDVSA, fue traslada de Lisboa (Portugal) a Moscú (Rusia), anunció este miércoles un responsable del organismo.

La nueva oficina fue registrada en Rusia el 6 de agosto y ya está funcionando, declaró el responsable de la oficina, Andréi Grichayev a la agencia de prensa rusa RIA. "Empezamos el trabajo", añadió.