• Ciudad de México, México |
  • |
  • |
  • AFP

Familiares de 43 estudiantes desaparecidos hace casi cinco años en México dijeron este miércoles que el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció rezagos en la investigación del caso y se comprometió a trabajar con mayor cercanía y celeridad en su esclarecimiento.

Tras una reunión entre el mandatario izquierdista y los deudos, que ocurre ocho meses después de que se comprometiera a resolver definitivamente el crimen, creando para ello una comisión de la verdad, los familiares agradecieron su disposición pero alertaron que otras instituciones responsables no marchan a la par.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. AFP/END.

"Fue una reunión muy buena donde él (López Obrador) también dijo que es preocupante que pase el tiempo y que aún no tengamos respuesta", dijo Hilda Legideño, madre de Jorge Tizapa Legideño, uno de los desaparecidos.

Las pesquisas empezaron en 2014 bajo el mando del entonces fiscal Jesús Murillo Karam, designado por el expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). Tras la llegada de López Obrador a la presidencia, y con la entrada en funciones de un nuevo fiscal, se prometió reencauzar la investigación.

Familiares de algunos de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. AFP/END.

El crimen ocurrió la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando los estudiantes de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa acudieron a la ciudad de Iguala a secuestrar autobuses de pasajeros para usarlos para viajar a una protesta.

Según la hipótesis de la fiscalía del anterior gobierno, los estudiantes fueron detenidos esa noche por policías de Iguala coludidos con el grupo criminal Guerreros Unidos, a quienes habrían entregado a los jóvenes al creer que eran miembros de un grupo rival.

Los narcotraficantes habrían asesinado a los 43 estudiantes para luego incinerar los cuerpos y arrojar las cenizas a un río, de acuerdo con esa misma teoría.

Familiares de algunos de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. AFP/END.

Pero una investigación independiente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que es la que los familiares reconocen, cuestionó duramente esta hipótesis.

Vidulfo Rosales, abogado de los deudos, reclamó demora y falta de compromiso en la actuación de la actual fiscalía general, y acusó a la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) de no haber respondido "de manera sustancial" a más de 100 preguntas planteadas sobre la cadena de sucesos que terminó con la desaparición de los 43.

El abogado detalló que López Obrador, conocido por sus iniciales como AMLO, alcanzó tres acuerdos con los familiares, que incluyen la realización de reuniones bimestrales con los deudos, para evaluar la marcha de la investigación, así como un encuentro con la fiscalía para reclamarle sobre fallas en su labor que han permitido la liberación de algunos de los responsables del crimen.

El tercer acuerdo es el establecimiento de un diálogo directo con la Sedena para que brinde la información que los familiares reclaman.