• Washington D.C, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno de Donald Trump quiere "avances sustanciales" en las negociaciones comerciales con China que se llevarán a cabo a principios de octubre en Washington, dijo el jueves el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, a la cadena CNBC.

El mandatario de Estados Unidos "puede llegar a un acuerdo en cualquier momento, pero quiere un buen acuerdo", dijo Steven Mnuchin, recordando que Pekín se había comprometido desde el principio a reequilibrar el comercio entre los dos países.

"No queremos un viaje que sea solo una serie de discusiones. Queremos lograr avances sustanciales", dijo Steven Mnuchin.

Sin embargo también advirtió que el presidente estadounidense Donald Trump solo aceptará un buen acuerdo, y está dispuesto a aumentar los aranceles sobre los bienes del país asiático de ser necesario.

Esta semana hubo signos positivos en el conflicto comercial, que ahora entra en su segundo año. Donald Trump aceptó la solicitud de Pekín de retrasar una ronda de aumentos arancelarios hasta el 15 de octubre después de que China acordó evitar algunos productos estadounidenses de sus represalias.

Se espera que los altos funcionarios mantengan conversaciones preliminares a fines de este mes, en preparación para las reuniones a principios de octubre lideradas por Steven Mnuchin y el representante de Comercio de Estados Unidos, Bob Lighthizer.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END

"Claramente no hicimos el progreso que queríamos" en la última reunión en Shanghai a fines de julio, dijo Steven Mnuchin. "Soy cautelosamente optimista. Considero que los chinos tienen buenas intenciones con querer venir aquí con un acuerdo ahora".

Pero dijo que Donald Trump "está preparado para mantener estos aranceles en su lugar, está preparado para aumentar los aranceles si necesitamos aumentar los aranceles".

Washington anunció el 1 de septiembre que aumentaría los aranceles de algunos productos chinos. Y Trump dijo que para fin de año estarán gravadas todas las importaciones de China, que en 2018 fueron de unos 540,000 millones de dólares.