• Mediterraneo |
  • |
  • |
  • AFP

El barco humanitario Ocean Viking terminó su segunda misión en el Mediterráneo y navega entre Italia y Malta, en espera de un puerto seguro para desembarcar a 82 migrantes, anunció el jueves SOS Mediterráneo, una de las asociaciones que fletan el barco.

En total, 84 migrantes fueron rescatados por la tripulación del barco, también operado por Médicos sin fronteras (MSF), pero una mujer embarazada de nueve meses y su compañero fueron evacuados el miércoles en helicóptero por las autoridades maltesas tras "complicaciones" médicas, precisó la ONG.

Tras diez días de navegación, el barco, que ya hizo cinco peticiones para llegar a puerto, espera ahora un "puerto seguro" y rechazó una oferta libia de que pudiera atracar en uno de sus puertos.

"Es un barco, no un campamento. No se pueden dejar los heridos en la ambulancia", explica a la AFP Fabienne Lassalle, directora general adjunta de la ONG.

"Hoy la ambulancia da vueltas en el agua. Mientras más esperamos (la autorización de desembarcar a las personas rescatadas), más pasa tiempo sin que haya otro barco que pueda ayudar" a rescatar eventuales naufragados en el mar, agregó.

Entre las 82 personas a bordo, MSF registró 58 hombres, 6 mujeres, 17 menores y un niño de un año.

Durante esta expedición iniciada el 2 de septiembre, 50 migrantes fueron rescatados durante una primera operación el 8 de septiembre en aguas internacionales frente a e Libia. En un segundo tiempo, 34 personas fueron trasladadas al Ocean Viking luego de haber sido rescatadas por un velero, el Josefa.

El barco humanitario Ocean Viking terminó su segunda misión en el Mediterráneo y navega entre Italia y Malta. Archivo/ENDTras la primera expedición a fines de agosto, el Ocean Viking recibió 356 migrantes, que pudieron desembarcar en Malta. Francia se comprometió a recibir a 150, o sea cerca de la mitad.

SOS Mediterraneo operaba antes el Aquarius, fletado entre 2016 y diciembre de 2018, año en que fue privado de bandera tras rescatar a 29.523 personas.