• |
  • |
  • AFP

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron este jueves prorrogar durante seis meses la operación contra los traficantes de migrantes en el Mediterráneo, a la espera del resultado de las conversaciones en curso sobre el desembarco de éstos.

Los embajadores de los países "acordaron hoy prorrogar el mandato de la operación Sophia por seis meses", hasta el 31 de marzo, indicó a la AFP una fuente europea, precisando que se mantiene la suspensión del despliegue de medios navales.

Los 28 decidieron en marzo renovar la operación, pero decidieron retirar las patrullas marítimas y reforzar el despliegue de medios aéreos, ante la posición del gobierno italiano, gobernado entonces por una coalición entre el M5E antisistema y ultraderechistas.

Roma, con el ultraderechista Matteo Salvini como ministro del Interior, se negaba a seguir siendo el único país de desembarco de los migrantes socorridos por los navíos de esta operación lanzada en 2015 tras el naufragio de un barco con migrantes.

La acogida de migrantes sigue siendo el gran desafío del nuevo gobierno italiano de Giuseppe Conte, en el que los socialdemócratas entraron tras la salida de los ultraderechistas. El primer ministro aseguró el lunes querer retomar el diálogo sobre esta cuestión con la UE.

Los países, que todavía deben formalizar la decisión antes del 30 de septiembre, prorrogaron la operación, mientras varias naciones europeas, según medios de comunicación italianos, negocian un sistema de "repartición automática" de migrantes rescatados en el Mediterráneo.

Roma, con el ultraderechista Matteo Salvini como ministro del Interior, se negaba a seguir siendo el único país de desembarco de los migrantes socorridos por los navíos de esta operación lanzada en 2015. Archivo/ENDLa fuente europea precisó que los embajadores, que tomaron la decisión por unanimidad, acordaron además volver a tratar la cuestión "tan pronto como sea posible" y dar "nuevas orientaciones al comandante de las operaciones".

La misión que nació con el objetivo de luchar contra los traficantes de migrantes, detuvo a unos 150, pero también rescató a 45.000 personas.

Al filo de los años, los europeos agregaron nuevas funciones a esta misión, que también forma a los guardacostas libios y controla la aplicación del embargo de armas impuestos por la ONU a Libia y el tráfico ilegal de petróleo.

Actualmente, la misión cuenta con seis medios aéreos desplegados, facilitados por Italia, España, Francia, Polonia y Luxemburgo.