• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo el jueves que divulgaría el nombre de una persona buscada por personas que están demandando al gobierno de Arabia Saudita por su supuesta participación en los ataques con aviones secuestrados el 11 de septiembre de 2001.

Los fiscales estadounidenses en Nueva York dijeron en una presentación judicial que el Procurador General William Barr había decidido no invocar secretos de estado y compartirá el nombre de la persona con los abogados involucrados en el caso.

La decisión podría ayudar a las víctimas de los ataques del 11 de Septiembre y a sus familiares, quienes alegan en una demanda de largo plazo que el gobierno saudí apoyó a los secuestradores que estrellaron aviones en el World Trade Center, el Pentágono y un campo de Pensilvania, matando a casi 3,000 personas.

El gobierno saudita ha negado reiteradamente su participación en los ataques. La embajada saudí en Washington no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios el jueves.

El caso, presentado en 2003, recibió un impulso en 2016 cuando el Congreso aprobó una ley que facilita demandar a gobiernos extranjeros por su presunta participación en el terrorismo.

Los demandantes han estado tratando de obtener material redactado de un informe del FBI de 2012 que indicaba que la agencia estaba investigando a dos funcionarios sauditas, Omar al-Bayoumi y Fahad al-Thumairy, y dijeron que había evidencia de que una tercera parte no identificada les había ordenado ayudar a los secuestradores.

Los abogados conocerán el nombre de esa persona, aunque su identidad permanecerá sellada para el público.

"Los sauditas se están quedando sin cuerda", dijeron Don Milgiori y Sean Carter, dos abogados involucrados en el caso. "Esperamos más divulgaciones en las próximas semanas y meses", dijeron en una declaración preparada.

Este año fue la primera vez que se leyeron los nombres de cada una de las víctimas en presencia de una nueva sección agridulce del Monumento a las víctimas del 11 de septiembre en honor a la creciente lista de socorristas que han fallecido por enfermedades diagnosticadas después de los ataques.