• Yakarta, Indonesia |
  • |
  • |
  • AFP

Cientos de personas desesperadas participaron el viernes en una multitudinaria oración en una ciudad de Indonesia cubierta de humo para pedir que la lluvia extinga los fuegos forestales y ponga fin a la humareda tóxica que cubre vastas franjas del país.

Incendios ilegales, con el fin de limpiar la tierra para la agricultura, están haciendo estragos en las islas de Sumatra y Borneo. Los bomberos luchan las 24 horas del día a través de bosques ya carbonizados.

El humo denso ha recubierto Pekanbaru, capital de provincia en Sumatra, dejando el cielo oscuro, incluso al mediodía, y obligando el cierre de las escuelas locales.

El viernes es un día sagrado en Indonesia, país con la mayoría musulmana más importante del mundo. Foto: AFP/END

Alrededor de 1.000 de los residentes de la ciudad, muchos vestidos con túnicas musulmanas blancas y mascarillas rudimentarias, celebraron una oración en un campo abierto bajo una densa niebla ácida.

"Estoy orando para que la lluvia llegue inmediatamente y este humo se vaya pronto", dijo un funcionario retirado de 57 años, Rahmad. "No puedo respirar si no uso una mascarilla. Algunos de mis vecinos se han enfermado de verdad", explicó a la AFP.

El viernes es un día sagrado en Indonesia, país con la mayoría musulmana más importante del mundo, donde los incendios forestales son un problema anual, pero este año se han agravado debido al clima especialmente seco.

El viernes es un día sagrado en Indonesia, país con la mayoría musulmana más importante del mundo. Foto: AFP/END

La preocupación internacional por el impacto a largo plazo de tales incendios ha ido en aumento, ya que las selvas tropicales desempeñan un papel vital en la protección del planeta contra el calentamiento global.

"La neblina realmente me afecta enormemente. No puedo respirar o hacer cosas fuera como lo hago normalmente", dijo una maestra de primaria Yulinar, tosiendo y entrecerrando los ojos.

La docente, de 45 años, espera que ella y sus estudiantes podrán pronto volver a la escuela, actualmente cerrada.

Funcionarios de Malasia dijeron el jueves pasado que unas 29 escuelas también serían cerradas en la región que rodea Kuala Lumpur debido a la niebla. Los incendios en Indonesia han enviado humo tóxico sobre Malasia, desencadenando una disputa diplomática.

El viernes es un día sagrado en Indonesia, país con la mayoría musulmana más importante del mundo. Foto: AFP/END

Singapur también ha advertido a sus residentes que disminuyan las actividades al aire libre.

Por su parte, Brasil aseguró el martes ante la ONU en Ginebra "combatir la deforestación ilegal", después de que la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos declarara la víspera su "preocupación por la drástica aceleración de la deforestación" en la Amazonía.

El gobierno del presidente brasileño de extrema derecha, Jair Bolsonaro, ha sido muy criticado estas últimas semanas por la comunidad internacional a raíz del recrudecimiento de la deforestación y de los incendios en la Amazonía.