• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El gobierno cubano anunció esta semana medidas restrictivas en su economía para enfrentar una crisis de diésel, de la cual culpa a Estados Unidos.

El efecto de estas regulaciones afecta no solo a la producción, sino aspectos de la vida cotidiana como festividades, encuentros académicos y eventos deportivos nocturnos, las cuales se suspenden o transfieren de fecha.

También se decretó que los aires acondicionados en tiendas y lugares públicos se mantengan apagados, fundamentalmente en horarios de mayor demanda.

Con esto, la crisis del transporte en Cuba se agudiza más en la medida en que ha tenido que racionar el uso del combustible, para paliar la escasez debido a que las sanciones de Estados Unidos están impidiendo la llegada de los barcos.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, acusó directamente a Washington, durante un programa en vivo en la televisión estatal. Explicó que el gobierno de Donald Trump intenta impedir la llegada del combustible con sanciones a decenas de barcos y compañías que participan en el transporte desde Venezuela.

"Por la agresividad de las medidas del imperio no se logró en estos días que el mecanismo de arribo de buques al país permitiera una continuidad de abastecimiento, lo cual es una situación coyuntural", señaló.

Habrá menos combustible en dos momentos del mes de septiembre, adelantó.

Es una mala noticia para la alicaída economía cubana. Según reportó Reuters, la isla tendrá que ahorrar el combustible disponible hasta el sábado, cuando llegue un nuevo barco y otro a fin de mes.

La flota de buses se reducirá en las próximas dos semanas de 7,000 a 4,000 unidades.AFP/END

Washington implementó una serie de sanciones para más de 100 empresas cubanas, ha impuesto restricciones de viajes a sus ciudadanos y puso en vigor una ley de 1996 que permite a cubano-estadounidenses demandar a compañías extranjeras que usan propiedades nacionalizadas tras la revolución de 1959, recrudeciendo un embargo de casi seis décadas.

La Casa Blanca culpa al gobierno de la isla por el apoyo al presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro.

Podría haber tensión en la isla

La crisis de combustible ha incidido esta semana en la aglomeración de los cubanos esperando horas el transporte público, además ha afectado la distribución de alimentos.

"Pueden provocarse situaciones tensas (...)", dijo el mandatario cubano durante su presentación en la televisión local.

Venezuela es el principal proveedor de crudo de La Habana. Más de 20,000 médicos, maestros y entrenadores deportivos cubanos se encuentran en el país sudamericano.

¿Cuánto durará la crisis?

Autoridades nacionales han explicado en televisión y otros medios de prensa las medidas se tomarán para los próximos 15 días.

Este sábado llegará a la isla un tanquero con combustible y se espera el arribo de otro buque para fines de septiembre.

El bloqueo a Venezuela afecta el suministro de combustible en la isla. AFP\END

"En octubre volveremos a una situación relativamente normal", prometió el presidente Miguel Díaz-Canel.

¿Qué provocó la crisis?

El gobierno cubano culpó a Estados Unidos de ejercer presiones sobre las navieras para que suspendan el traslado de petróleo a Cuba desde Venezuela, principal abastecedor y aliado político-económico de la isla.

¿Cuál es el sector más afectado?

Será el transporte, pues la mayoría de los ómnibus, camiones y locomotoras de la isla trabajan con diésel, que es el combustible que falta.

En La Habana, de los 7,000 viajes diarios de ómnibus locales -que ya eran insuficientes- sólo se están realizando 4,000.

Asimismo, de tres o cuatro salidas diarias de buses desde La Habana hacia las capitales provinciales sólo se realizará una por día a partir del lunes.

Los ferrocarriles de larga distancia, que realizaban viajes cada tres días con 10 vagones de 72 pasajeros, lo harán ahora cada cuatro días, pero con 12 vagones.

La venta de boletos tanto en tren como en ómnibus se suspendió hasta la primera quincena de octubre.

¿Se afectará el transporte privado?

El abastecimiento de combustibles a las estaciones de venta se realizará en lapsos mayores, con el objetivo de que las reservas alcancen hasta fin de mes, lo que implica filas de autos para abastecerse.

¿Cómo se afectará el trabajo y la industria?

Las producciones más gastadoras de energía -acero y cemento- se paralizarán o trabajarán en horarios de menos consumo.

El efecto de estas regulaciones afecta no solo a la producción, sino aspectos de la vida cotidiana. AFP\END

En oficinas públicas se aplicará "el trabajo a distancia", desde la casa del empleado, o funcionarán con jornadas recortadas.

En la medida de lo posible, se sustituirá la tracción mecánica por la animal en labores agrícolas, o de acarreo de mercancía.

Se aplazarán o detendrán las inversiones que no estén próximas a su terminación.