• |
  • |
  • Edición Web

Los vientos huracanados de la tormenta tropical Humberto están barriendo partes del noroeste de las Bahamas que fueron azotadas por el huracán Dorian.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., en Miami, informó que Humberto está a 165 millas (270 kilómetros) al este-noreste de Cabo Cañaveral, Florida, y a 180 millas (290 kilómetros) al norte-noroeste de la isla Gran Ábaco, que fue diezmada cuando Dorian llegó a las Bahamas este mes. A las 11 a.m.EDT, la tormenta se movía hacia el norte a 7 mph (11 kph).

En su cuenta de Twitter el Centro Nacional de Huracanes advierte del fortalecimiento del sistema y su trayectoria proyectada, señalando que "existe una amenaza significativa de corrientes de resaca a lo largo de partes de la costa sureste de los Estados Unidos y el noroeste de Bahamas".

The Associated Press, reseña que no hay alertas costeras ni advertencias vigentes, y dice que según los pronosticadores, Humberto traerá grandes olas al noroeste de Bahamas y a la costa sureste de los Estados Unidos durante varios días. Se espera que la tormenta se convierta en huracán a medida que avanza hacia el Océano Atlántico occidental.

El 1 de septiembre, el huracán Dorian tocó tierra en Bahamas con una intensidad 5 en la escala Saffir-Simpson y vientos máximos sostenidos de 298 kilómetros por hora, convirtiéndose en uno de los ciclones más poderosos en alcanzar tierra desde que se tienen registros. Aún así, no se espera que la tormenta del viernes vaya a producir el nivel de devastación causado por Dorian.

Unas 1.300 personas están aún desaparecidas en las islas, de acuerdo al Gobierno en Bahamas, por lo que los servicios de emergencias están enfocados en la búsqueda y el rescate para proveer alimentos, agua y refugio. (Reporte de Zach Fagenson en Nassau; reporte adicional de Andrew Hay en Taos, Nuevo México, Dan Whitcomb en Los Angeles y Rich McKay en Atlanta. Editado en español por Marion Giraldo)