• Hong Kong |
  • |
  • |
  • AFP

La policía de Hong Kong negó este lunes haber sido más clemente con los manifestantes proPekín que atacaron a activistas prodemocracia el pasado fin de semana, en el se produjeron, nuevamente, episodios violentos.

Durante una rueda de prensa, la policía hongkonesa difundió videos en los que se apreciaban numerosos casos de agresiones cometidas por manifestantes prodemocracia. En uno de ellos, aparecía un hombre inconsciente tras haber sido golpeado por la multitud.

"De nuevo, la violencia se ha vuelto incontrolable y la situación, preocupante", declaró a la prensa el portavoz de la policía, John Tse. "Muchos manifestantes (...) agredieron violentamente a personas que no estaban de su lado. Condenamos con la mayor firmeza esta violencia".

Sin embargo, la policía ni condenó ni mostró ningún video de los ataques de manifestantes simpatizantes con el gobierno de Pekín hacia los activistas prodemocracia.

Sin embargo, el sábado y el domingo se registraron varias peleas entre ambas partes en Fortress Hill y North Poing, barrios céntricos de la isla de Hong Kong.

El domingo por la noche, circularon por las redes sociales videos en los que se ve a policías ayudando a activistas progubernamentales a esconder su identidad o evacuándolos.

En uno de estos videos aparecen dos hombres, escoltados por los antidisturbios, que golpean y dan patadas y puñetazos a un grupo de periodistas. Las imágenes generaron indignación en muchos medios locales.

El domingo por la noche, las manifestaciones prohibidas en Hong Kong se vieron empañadas por la violencia. La policía recurrió al uso de gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes prodemocracia, que lanzaron piedras y cócteles Molotov.

La excolonia británica atraviesa hace ya 100 días su peor crisis política desde su retrocesión a China, en 1997, con protestas casi diarias para pedir reformas democráticas o denunciar la respuesta policial, que los manifestantes consideran excesiva.