• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Donald Trump aseguró este lunes que Estados Unidos no necesita el petróleo de Medio Oriente, en momentos en que el precio se disparó tras el ataque de drones a plantas de Arabia Saudita.

"Somos un exportador neto de energía y ahora el productor de energía número uno en el mundo", escribió en Twitter.

"No necesitamos el petróleo y el gas de Medio Oriente y en realidad tenemos muy pocos cargueros allí, pero ayudaremos a nuestros aliados", añadió el mandatario republicano.

Estados Unidos es el primer productor de petróleo del mundo, con 18 millones de barriles por día en 2018, según la Agencia de Información Energética (EIA).

Arabia Saudita es el primer exportador mundial de crudo y el segundo productor.

El precio del petróleo se disparó el lunes en Londres tras los ataques contra infraestructuras petroleras en Arabia Saudita el sábado, que redujeron a la mitad la producción del país y acentuaron los temores de escalada militar entre Estados Unidos e Irán.

Los bombardeos fueron reivindicados por rebeldes hutíes de Yemen, que se enfrentan desde hace cinco años a una coalición militar liderada por Arabia Saudita y cuentan con el respaldo de Irán.

Ante la reducción de la producción saudita, Trump autorizó el domingo el uso de petróleo de las reservas estratégicas del país y dijo que está listo para responder al ataque.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Archivo/ENDEl presidente Donald Trump dijo este domingo que Estados Unidos está listo para responder al ataque contra infraestructuras petroleras en Arabia Saudita, que Washington atribuye a Irán, mientras Riad intenta reanudar las operaciones en las plantas dañadas por el ataque con drones.

Es la primera vez que el mandatario estadounidense menciona una potencial respuesta militar al ataque del sábado, que obligó al reino a reducir su producción de crudo a la mitad.

“El suministro de petróleo de Arabia Saudita fue atacado. Hay motivos para creer que conocemos al culpable”, escribió Trump en su cuenta de Twitter, agregando que EE. UU. está listo para atacar, “dependiendo de la verificación” y que esperan conocer la versión de Arabia Saudita para determinar cómo proceder.