• Kabul, Afganistán |
  • |
  • |
  • AFP

Quince personas murieron, decenas resultaron heridas y un hospital quedó destruido este jueves en un atentado con coche bomba en Qalat, al sur de Afganistán, reivindicado por los talibanes, que multiplican los atentados de cara a las elecciones presidenciales del 28 de septiembre.

"Esta mañana, un coche bomba atacó el NDS [los servicios afganos de inteligencia]. El hospital regional que se encuentra en el mismo lugar fue destruido en el ataque", dijo a la AFP por teléfono el gobernador Rahmatullah Yarmal.

Según el portavoz del ministerio del Interior en Kabul, Nasrat Rahimi, el ataque "dirigido contra un hospital civil en Qalat (...) dejó 15 mártires, dos de ellos policías, y 66 heridos, entre estos mujeres y niños".

Se trata del cuarto atentado en tres días en este país, a menos de 10 días de las elecciones presidenciales. En total, los ataques de los últimos días han dejado unos 70 muertos y decenas de heridos. Tres de ellos fueron reivindicados por los talibanes.

"Llevamos a cabo un ataque mártir contra el NDS", dijo en un mensaje un portavoz de los talibanes, Qari Yousuf Ahmadi, asumiendo la autoría del atentado de este jueves y afirmando que el edificio quedó completamente destruido.

Según un portavoz del ministerio del Interior, Marwa Amini, el ataque se produjo "hacia las 05H50 con un camión bomba cerca del hospital de Zabul".

"La explosión sacudió nuestra casa, creíamos que era un terremoto", contó a la AFP Muqim Ahmad, un comerciante de 30 años.

Ashraf Ghani, presidente de Afganistán. Archivo/END

Otro testigo, el estudiante universitario Atif Baloch, dijo que la explosión "quebró todos los vidrios" de su casa.

"Fue horroroso. No puedo recordar un ataque mortal como este en mi sector", aseguró Baloch, quien dijo que "el hospital regional estaba completamente destruido y había víctimas bajo los escombros".

El pánico también se extendió entre los residentes que buscaban familiares que estaban siendo atendidos en el hospital.

"Corrí al lugar y los estoy buscando y no puedo encontrarlos. Los miembros de mi familia están desaparecidos. No sé qué hacer", dijo a la AFP el tendero Muqim Ahmad, según el cual su esposa y su madre estaban dentro de las instalaciones en el momento de la explosión.

"Elecciones títeres"

Afganistán es escenario de una serie de sangrientos ataques -la mayoría reivindicados por los talibanes-, a pocos días de las elecciones presidenciales del próximo 28 de septiembre.

El martes, al menos 48 personas murieron en dos atentados suicida, uno en el centro del país durante un mitin electoral del presidente afgano, Ashraf Ghani, quien resultó ileso, y otro en Kabul contra un centro de reclutamiento del ejército.

El miércoles, cuatro civiles murieron y una docena resultaron heridos en un atentado suicida y un asalto contra un edificio oficial de Jalalabad (este).

En su reivindicación del ataque contra el mitin de Ghani, los talibanes aseguraron que habían advertido "a la gente de no participar en las reuniones" de unas "elecciones títeres".

Las elecciones afganas se celebrarán luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, cortara el 7 de septiembre sus negociaciones con los talibanes para una retirada progresiva de sus fuerzas de Afganistán.

El gobierno afgano estuvo al margen de estas negociaciones y ve en las elecciones un medio de volver al juego. "Toda vía hacia la paz" debe pasar "por el gobierno", dijo el portavoz del presidente, Sediq Sediqqi.

El acuerdo que estaban negociado los talibanes y Estados Unidos preveía el inicio de la retirada de las tropas estadounidenses a cambio de garantías antiterroristas, una "reducción de la violencia" y negociaciones directas de paz de los insurgentes con Kabul.

El ejército de Estados Unidos está presente desde 2001 en Afganistán, cuando expulsó del poder a los talibanes. Actualmente, quedan unos 13.000 soldados estadounidenses en el país.