• Brasilia, Brasil |
  • |
  • |
  • AFP

La justicia brasileña condenó este jueves en primera instancia a Vale a indemnizar con cerca de tres millones de dólares a los familiares de tres fallecidos, entre ellos una embarazada, por la trágica rotura en enero del dique de Brumadinho (sudeste), en la primera condena "individual" contra la minera.

"En la primera sentencia por un recurso individual contra Vale (...), el juez Rodrigo Heleno Chaves determinó que la minera indemnice con 11,875 millones de reales (USD 2,85 millones al cambio actual) a los familiares de dos hermanos y de una mujer embarazada fallecidos en la tragedia", informó el Tribunal de Justicia de Minas Gerais (TJMG).

Una fuente del tribunal informó a la AFP que el gigante minero "no está obligado a pagar ahora (la indemnización)", pues puede apelar en segunda instancia. Otras denuncias similares de familiares están siendo analizadas también por jueces de primera instancia.

En julio, en la primera condena en su contra, Vale ya había sido condenada a pagar todos los daños causados por esta catástrofe que dejó 270 muertos y desaparecidos, aunque el juez no fijó la cantidad a pagar, por considerar que las pérdidas no son todavía cuantificables.

En esa sentencia, que puede ser cuestionada ante tribunales superiores, el magistrado también mantuvo el bloqueo de unos 3.000 millones de dólares para garantizar las indemnizaciones.

"Las víctimas fueron Luiz y Fernanda, que estaban casados y esperaban un hijo, y la hermana del primero, Camila", señala el comunicado del tribunal este jueves. Los familiares interpusieron la demanda alegando "que sufrieron enormemente con la muerte de sus familiares".

Vale, primer productor de mineral de hierro del mundo, era el propietario del dique de la mina Córrego do Feijão, que reventó el 25 de enero, generando un tsunami de 13 millones de metros cúbicos de lodo y residuos mineros que arrasó con toda la vida que encontró a su paso y llegó al vital río Paraopeba.

No es la primera vez que Vale, privatizada en 1997, se ve envuelta en un desastre de proporciones.

En 2015, un dique de una mina de Samarco (un proyecto conjunto de Vale y la australiana BHP) reventó, generando una enorme marea de lodo que dejó 19 muertos en Mariana (también en Minas Gerais) y provocó el peor desastre ambiental de la historia de Brasil.