• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno de Venezuela acusó este viernes al opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, de "desmantelar" y pretender vender como "chatarra" una petroquímica venezolana ubicada en Colombia.

Según el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, como parte de ese plan Guaidó y los directivos de Monómeros Colombo-Venezolanos simularon un incendio el jueves en una planta de la compañía en la ciudad de Barranquilla (norte).

El objetivo es "vender por chatarra una empresa operativa", aseguró Quevedo, también presidente de la petrolera estatal PDVSA, quien acusó al presidente colombiano, Iván Duque, de "complicidad" en esta operación.

Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, nombró el 19 de marzo una junta directiva de Monómeros, filial de Petroquímica de Venezuela (Pequiven) desde 2006, dentro de su lucha de poder con el presidente socialista, Nicolás Maduro.

Según el opositor, el propósito de esas medidas es "recuperar los activos" del país. Guaidó también asumió el control de CITGO, filial de PDVSA en Estados Unidos y principal empresa de Venezuela en el extranjero.

Al reportar la "emergencia", Monómeros informó en un comunicado que la planta afectada "se encontraba fuera de servicio y en proceso de desmonte" y que un brigadista sufrió una lesión menor.

Quevedo subrayó que Guaidó y los nueve directivos señalados "se están dedicando a desmantelar" la compañía productora de fertilizantes y materia prima para nylon.

"Es un robo descarado (...) que no tiene comparación en la historia de la industria", apuntó el ministro, quien exigió a las autoridades venezolanas "máxima justicia".

Desde que se proclamó mandatario interino en enero, Guaidó presiona a Maduro junto con sus aliados internacionales para que abandone el poder y sean convocadas nuevas elecciones presidenciales, pues considera fraudulento el proceso que llevó a la reelección del líder chavista en 2018.