• Jerusalén, Indefinido |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, pidió este domingo que se forme un gobierno "estable" que incluya al Likud del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y al partido Azul-Blanco, de Benny Gantz, que quedaron a la cabeza en las elecciones legislativas, con 31 y 33 diputados, respectivamente.

"Estoy convencido de que hay que formar un gobierno estable con los dos grandes partidos", declaró Reuven Rivlin, quien este domingo por la tarde empezó su ronda de consultas con las formaciones políticas para elegir a quién encargará la tarea de formar un gobierno de coalición.

"Es la voluntad del pueblo (...), nadie quiere unas terceras elecciones", añadió el presidente israelí.

Tras las legislativas de abril, se produjo un empate entre Benjamín Netanyahu y Benny Gantz, ambos con 35 diputados, lejos de la mayoría absoluta del Parlamento israelí, formado por un total de 120 escaños.

Reuven Rivlin propuso entonces a Benjamín Netanyahu, en el poder desde hace una década, que formara un gobierno, pero fue incapaz de lograr una coalición mayoritaria y prefirió que se convocaran unos nuevos comicios para el 17 de septiembre.

Esta decisión no aportó los resultados esperados por el primer ministro que quedó por detrás de Benny Gantz, aunque ninguno de los dos candidatos se encuentra en una situación favorable para formar un gobierno.

Benny Gantz. AFP/END

Si ninguno de los dos lograra una coalición mayoritaria, se podrían convocar unos terceros comicios.

En Israel, la constitución del gobierno no incumbe de facto al jefe de partido que obtuvo más escaños, sino que es objeto de consultas entre el presidente y los partidos, que recomiendan a candidatos.

El presidente no necesariamente debe elegir a la personalidad política que tenga más recomendaciones, y puede fiarse a su instinto.

Aunque Benjamin Netanyahu y Benny Gantz son los favoritos, el presidente podría optar también por una tercera vía, aún no conocida.