• Naciones Unidas, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El primer ministro británico, Boris Johnson, volvió a pedir el lunes a la UE "flexibilidad" en las negociaciones del Brexit durante una reunión en Nueva York con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la que no se consiguieron avances significativos.

Johnson y Tusk se reunieron en paralelo de la Asamblea General de la ONU antes de que el 31 de octubre se cumpla el plazo para conseguir una salida de la Unión Europea sin acuerdo, un escenario que podría generar un trastorno económico.

El primer ministro recalcó a Tusk su preferencia por alcanzar un acuerdo de salida, dijo un portavoz de Downing Street, que también agregó que ambos discutieron la búsqueda de una alternativa al llamado "backstop" irlandés, un mecanismo previsto para impedir la creación de una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda cuando se produzca el Brexit.

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo. AFP/END

También discutieron tres documentos presentados recientemente por Londres con ideas para la sustitución de las disposiciones del "backstop" recogidas en el acuerdo del Brexit alcanzado el año pasado pero rechazado por los legisladores británicos.

"El primer ministro enfatizó que para asegurar el acuerdo ahora necesitaremos ver movimiento y flexibilidad de la UE", dijo el portavoz.

"Los líderes acordaron mantener el contacto durante las semanas próximas", añadió.

Tusk tuiteó "Sin avances. Sin ruptura", además de señalar que "no hay tiempo que perder".

La reunión se dio en un momento en el que el jefe negociador del Brexit de la UE, Michel Barnier, dijo que la posición actual de Londres no presenta ninguna "base para alcanzar un acuerdo" de salida del bloque.

El negociador dijo que era "difícil" ver la forma en que ambas partes pueden "llegar a una solución legalmente operativa que cumpla todos los objetivos del 'backstop'".

El gobierno británico ha admitido que abandonar la UE sin acuerdo podría acarrear escasez de alimentos y generar disturbios civiles.

Johnson también mantuvo una reunión de 30 minutos con el primer ministro de Bélgica, Charles Michel, en el que trataron el Brexit, informó un portavoz del gobierno británico.