• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Autoridades de Estados Unidos detuvieron a un militar que publicó en Facebook instrucciones para fabricar bombas y habló en la misma red social sobre un plan para atacar con coche bomba un canal de televisión, anunció el lunes la justicia estadounidense.

Jarrett Smith, soldado del ejército de tierra en la base de Fort Riley, en Kansas, ha sido inculpado por "distribución de información sobre explosivos o armas de destrucción masivas", precisó el fiscal federal Stephen McAllister en un comunicado.

La policía federal (FBI) acusa a Smith de haber tenido contactos en Facebook con Craig Lang, un estadounidense miembro de un grupo ultranacionalista ucraniano, un año antes de unirse al ejército en 2017, según documentos legales.

En diciembre de 2018, "dirigió una conversación grupal en Facebook donde dijo que sabía cómo hacer una bomba detonada por teléfono móvil 'de la misma manera que los afganos'", precisó el FBI en su denuncia.

La policía federal añadió que el 19 de agosto, Smith habló, también en Facebook, de un plan para atentar en Estados Unidos, para lo que buscó socios "radicales" como él.

Dos días más tarde, sugirió atacar con "un gran coche bomba" la sede de un canal nacional de noticias cuyo nombre no se especifica.

El 20 de septiembre, esta vez usando Telegram, una red encriptada, explicó en detalle a un agente infiltrado del FBI cómo hacer una bomba con ingredientes disponibles en comercios.

Foto de referencia. ARCHIVO/END.

El detenido sugirió atacar con este artefacto a Beto O'Rourke, precandidato demócrata para las elecciones presidenciales de 2020.

Arrestado el 21 de septiembre, Smith admitió saber cómo hacer explosivos y reconoció que regularmente compartía sus conocimientos en las redes sociales para "causar el caos", agregó el FBI.

El "terrorismo doméstico" es una prioridad para el FBI, ya que ha causado más muertos en Estados Unidos desde 2002 que el yihadismo.

El director de la agencia, Christopher Wray, aseguró en julio que se habían abierto 850 investigaciones por "terrorismo doméstico" y que sus agentes realizaron 100 arrestos.