• Vancouver, Canadá |
  • |
  • |
  • AFP

Los abogados de una ejecutiva de Huawei detenida en 2018 en Canadá a petición de Washington volvieron a presentarse ante la justicia este lunes para pedir acceso a nuevos documentos que, según consideran, pueden entrañar la anulación del proceso de extradición a Estados Unidos.

Las audiencias, que comenzaron este lunes a las 17H00 GMT y está previsto se alarguen hasta el 4 de octubre, girarán en torno a las condiciones en las que se detuvo a Meng Wanzhou, directora financiera del gigante de las telecomunicaciones chino, el 1 de diciembre de 2018 en el aeropuerto de Vancouver.

El arresto de Meng, acusada por Washington de no acatar las sanciones internacionales impuestas a Irán, acusación que la ejecutiva niega, desató una crisis diplomática sin precedentes entre Ottawa y Pekín.

En una audiencia preliminar en la Corte Suprema de Columbia Británica, los abogados de Meng pidieron detalles a los fiscales sobre el arresto de su clienta.

La defensa afirma que la ejecutiva china fue ilegalmente detenida sin ser informada de sus derechos e interrogada durante tres horas por autoridades aduaneras (CBSA), lo que para ellos constituye una "investigación criminal secreta" para recopilar pruebas para la policía federal de Estados Unidos (FBI).

Durante el interrogatorio, Meng fue obligada a revelar los códigos de acceso a sus dispositivos electrónicos.

Las autoridades aduaneras entregaron a Meng, hija del fundador del segundo fabricante de smartphones del mundo, a la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) y finalmente fue puesta en libertad bajo fianza de más de siete millones de dólares.

Durante el interrogatorio, Meng fue obligada a revelar los códigos de acceso a sus dispositivos electrónicos. AFP/END

Tanto la CBSA como la RCMP han negado haber cometido alguna falta.

"Desde el comienzo de la detención", la policía y los funcionarios de aduanas canadienses "actuaron como agentes del FBI para obtener y conservar pruebas", dijeron los abogados. "Queda por ver hasta qué punto el FBI estuvo involucrado en este proceso".

Pero la fiscalía, por su parte, dice que las afirmaciones de la defensa carecen de sustento.

"No hay pruebas que otorguen un aire de realidad a esos alegatos", expresaron los fiscales según nuevos documentos judiciales que se han divulgado.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END

Agregaron que durante el proceso se han liberado más documentos de los que son necesarios en un procedimiento de extradición.

En audiencias anteriores, los letrados de Meng también acusaron a Washington de usar a su clienta como forma de presión en la guerra comercial que Estados Unidos mantiene con China.

Como prueba incluyen declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las que insinúa durante una entrevista que no dudaría en intervenir ante la justicia estadounidense si eso permitiera desbloquear un acuerdo con Pekín.

Las audiencias sobre la solicitud de extradición a Estados Unidos comenzarán el 20 de enero de 2020.

La justicia estadounidense acusa a Meng de ocultar a varios bancos extranjeros los vínculos entre Huawei y el grupo Skycom, una subsidiaria del gigante chino que vendía equipos de telecomunicaciones en Irán, según la acusación.