• Teherán, Irán |
  • |
  • |
  • AFP

Irán rechazó este martes las acusaciones "ridículas" de Alemania, Gran Bretaña y Francia, que consideran que Teherán es responsable de los ataques del 14 de septiembre contra dos infraestructuras petroleras en Arabia Saudita.

"Estas acusaciones sin pruebas se basan únicamente sobre razones ridículas, según las cuales, 'no cabe otra explicación'" que aclaren estos ataques, criticó el ministerio de Relaciones Exteriores iraní en un comunicado.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el primer ministro británico, Boris Johnson, respaldaron a Estados Unidos el lunes en sus conclusiones sobre la autoría del ataque sobre Abqaiq, la mayor planta de procesamiento de petróleo del mundo, y el campo petrolífero de Jurais.

"Está claro para nosotros que Irán es responsable de este ataque. No hay otra explicación", declararon en un comunicado conjunto al cierre de una reunión tripartita efectuada al margen de la Asamblea general de las Naciones Unidas en Nueva York.

"La República Islámica de Irán (...) destaca que ese tipo de acusaciones contra un país tercero, en torno a un ataque que tuvo lugar en el marco de un conflicto armado entre sauditas y yemenitas y que fue reivindicado por fuerzas yemeníes, constituyen una acción provocadora y perjudicial", indica la reacción oficial iraní.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en una ocasión que Estados Unidos respalda el "derecho a defenderse" de Arabia Saudí luego del ataque a su industria petrolera.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos. AFP/END

Mike Pompeo calificó de "acto de guerra" el ataque que se atribuyen los rebeldes hutíes de Yemen, y del que Estados Unidos ha culpado a Irán.

"Estados Unidos apoya a Arabia Saudí y apoya su derecho a defenderse. El comportamiento amenazante del régimen iraní no será tolerado", dijo Mike Pompeo.

Arabia Saudita mostró el viernes por primera vez a la prensa el alcance del daño a sus instalaciones petroleras atacadas el 14 de septiembre, insistiendo en su determinación de restaurar rápidamente su producción.