• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

Estados Unidos golpeó el martes a Venezuela con nuevas sanciones que buscan erosionar los lazos de ese país con Cuba, uno de los apoyos del gobierno de Nicolás Maduro.

"Los benefactores cubanos de Maduro le tienden un cabo al régimen y sustentan el aparato represivo y de inteligencia", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

La decisión de este martes se suma a otras ya adoptadas para debilitar el apoyo a Maduro que está lidiando con una crisis política y económica que según la ONU hace necesaria la asistencia humanitaria a la cuarta parte de los 30 millones de venezolanos.Las nuevas sanciones fueron dictadas contra cuatro compañías -tres registradas en Panamá y otra en Chipre- que envían petróleo venezolano a Cuba e identifican a cuatro buques petroleros.

"El petróleo de Venezuela pertenece a los venezolanos y no debería ser usado como moneda de cambio para sostener dictadores y prolongar la usurpación de la democracia venezolana", dijo Mnuchin.

El secretario, que se refiere al gobierno de Maduro como "el ex régimen ilegítimo", ya ha endurecido sanciones contra la petrolera estatal venezolana PDVSA que es la principal fuente de divisas de ese país.La estatal venezolana PDVSA está sancionada por Estados Unidos / Archivo Las compañías sancionadas este martes son Caroil Transport Marine Ltd. con sede en Chipre, y las basadas en Panamá, Trocana World Inc., Tovase Development Corp y Bluelane Overseas SA.

Las empresas tendrán congelados sus activos en Estados Unidos donde además no podrán tampoco hacer negocios ni movimientos financieros; lo cual las margina de buena parte del sistema financiero mundial.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se reunirá el miércoles con su par ruso, Vladimir Putin, buscando reforzar alianzas para encarar la severa crisis económica que sufre su país y la creciente presión internacional contra su gobierno.

Los dos líderes "discutirán asuntos regionales y, sobre todo latinoamericanos y la interferencia directa de terceros países", en éstos, anunció el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El funcionario precisó que en su visita de trabajo, Maduro sostendrá una "reunión individual" con Putin, "que será seguida de conversaciones ruso-venezolanas".