• Islamabad, Pakistán |
  • |
  • |
  • AFP

El saldo del terremoto de magnitud 5,2 que sacudió el este de Pakistán este martes subió a al menos 19 muertos y más de 300 heridos, dijo un oficial de policía.

El sismo, que se produjo a 10 km de profundidad, abrió grietas del tamaño de un auto en las carreteras. "Al menos 19 personas han muerto y más de 300 resultaron heridas", dijo Sardar Gulfaraz, inspector general adjunto de la policía en Mirpur, ciudad de la Cachemira controlada por Pakistán, en declaraciones televisadas.

El epicentro se encuentra a 22,3 kilómetros al norte de la ciudad de Jelum, a lo largo de la frontera entre la provincia de Punjab y Cachemira paquistaní, según el Instituto de Estudios Geológicos de Estados Unidos (USGS).

"Se sintió en la mayor parte de la provincia de Punjab y en partes de Khyber Pakhtunkhwa", en el noroeste de Pakistán, declaró a la AFP el meteorólogo paquistaní Muhamad Riaz. "Lo peor ocurrió en Mirpur", añadió.

El primer ministro de la Cachemira paquistaní, Raja Farooq Haider Khan, informó por su parte a la AFP que cientos de heridos eran atendidos en un hospital de Mirpur, y añadió que los servicios de socorro estaban en camino.

La Cachemira controlada por Pakistán ya había sido afectada por el terrible terremoto de magnitud 7,6 del 8 de octubre de 2005, que causó la muerte de más de 73.000 personas y dejó sin hogar a unos 3,5 millones.

Las infraestructuras de la región -carreteras, torres telefónicas y postes de electricidad- resultaron gravemente dañadas por el terremoto.

El ejército paquistaní movilizó aviones, equipos médicos y tropas hacia las zonas afectadas de Cachemira, dijo uno de los portavoces del gobierno.

Dos testigos en Mirpur, Sajjad Jarral y Qazi Tahir dijeron por teléfono a la AFP que un edificio se había derrumbado en esa ciudad, conocida por sus lujosas viviendas y sus estrechos vínculos con el Reino Unido.

La mitad de los 450.000 habitantes de Mirpur tienen pasaporte británico y paquistaní.

Los medios de comunicación de Pakistán transmitieron imágenes impresionantes de una carretera surcada de grietas en las que habían caído varios automóviles.

En tanto la embajada británica "vigila" la situación, explica su portavoz a la AFP, el embajador estadounidense en Pakistán, Paul W. Jones, expresó en Twitter su "compasión" por las víctimas del desastre.

Se han sentido réplicas hasta en Nueva Delhi. La Press Trust of India informó que personas aterrorizadas salieron de sus casas y oficinas en varias provincias de India, como Rajastán, Punjab y Haryana.