• Buenos Aires, Argentina |
  • |
  • |
  • AFP

El FMI reiteró este martes su intención de ayudar a Argentina y técnicos de ambas partes discutirán el futuro del crédito por unos 57,000 millones de dólares otorgado a Buenos Aires para sostener a la economía.

"Tuve una reunión constructiva con el presidente Mauricio Macri, el ministro de Finanzas, Hernán Lacunza, y el gobernador del Banco Central, Guido Sandleris", dijo el director gerente interino del FMI, David Lipton, tras un encuentro en Nueva York al margen de la Asamblea General de la ONU.

"Expresé nuestra intención de continuar colaborando con las autoridades y ayudarlas a responder a la difícil situación y los tiempos desafiantes que se avecinan", dijo Lipton citado en una nota divulgada por el FMI.

En recesión y en medio de una gran incertidumbre política que asusta a los mercados, Argentina espera que el FMI le libere otra partida de su línea de crédito y le reescalone los pagos que comenzarán en 2021.

Desde el año pasado Argentina recibió unos 44,000 millones de dólares del programa de créditos a tres años del FMI pero la inflación desatada y el alza de la pobreza generó descontento contra las medidas de recorte adoptadas por el gobierno.

Los problemas económicos se agudizaron después que en agosto el peronista de centroizquierda Alberto Fernández quedó como claro favorito para ganar las elecciones del 27 de octubre en las que Macri intenta la reelección.

Mauricio Macri, presidente de Argentina. AFP/END.

Desde agosto la confianza de los mercados se desmoronó y economistas y calificadores han advertido que Argentina está bajo riesgo de caer en default.

El gobierno de Macri busca lograr el aplazamiento de los pagos de su deuda e impuso controles cambiarios para frenar el drenaje de sus reservas y defender su moneda.

Según Lipton, las medidas tomadas por el gobierno de Argentina "han ayudado a calmar a los mercados".

"Nuestro diálogo y estrecha colaboración con las autoridades argentinas continuará con las reuniones técnicas que tomarán lugar esta semana y antes de las reuniones anuales" previstas para mediados de octubre, dijo Lipton.