• Naciones Unidas |
  • |
  • |
  • AFP

Todos los expresidentes de Perú están presos o enfrentan causas judiciales. Pero el actual mandatario, Martín Vizcarra, dijo el martes en la ONU que confía en que las cosas cambien, al llamar a una "cruzada mundial" contra la corrupción que ha provocado "el hartazgo" de los ciudadanos.

"Los altos niveles de corrupción e impunidad que existen en varios países constituyen un riesgo latente para el futuro de la democracia y la gobernabilidad", y son "una fuente de hartazgo para la ciudadanía", dijo Vizcarra en su discurso ante la Asamblea General anual de las Naciones Unidas.

Su gobierno, aseguró, lleva a cabo "una lucha frontal contra la corrupción enquistada en todos los poderes del Estado" e inició una reforma judicial y política que busca "recuperar la eficacia, el prestigio y la legitimidad de nuestras instituciones".

El presidente peruano dijo que se organiza para el primer semestre de 2021 una sesión extraordinaria de la Asamblea General para abordar el combate contra la corrupción, donde los países enfrentarán "el reto de adoptar una declaración política sobre este tema".

"Esperamos que la lucha frontal contra la corrupción y la impunidad se constituyan en una cruzada mundial", afirmó.

Además del expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011), que se suicidó en abril en Lima cuando iba a ser arrestado en el marco de la investigación por el megaescándalo de corrupción Odebrecht, otros cuatro expresidentes enfrentan causas judiciales en Perú.

Desde hace cinco meses, mientras avanza la investigación en su contra, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) está en prisión domiciliaria, acusado de corrupción en el mismo escándalo.

Alberto Fujimori, expresidente de Perú. ARCHIVO/END.

Alberto Fujimori (1990-2000) fue devuelto en enero a la cárcel para terminar de cumplir una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad durante su gobierno. Su hija, la líder opositora Keiko Fujimori, también fue encarcelada hace 10 meses por el escándalo de corrupción de Odebrecht.

Alejandro Toledo (2001-2006) está preso en Estados Unidos desde julio, a la espera de su extradición a Perú para responder ante la justicia de su país por el caso Odebrecht.

Ollanta Humala (2011-2016) fue acusado por la fiscalía de presunto lavado de activos en el caso de corrupción de Odrebrecht y está a la espera de ser juzgado. Junto a su esposa pasó nueve meses en prisión preventiva en relación al caso.