• Nueva york, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de Irán, Hasan Rohani, pidió este miércoles a Arabia Saudita que termine su ofensiva en Yemen, después de un ataque contra instalaciones petroleras del reino atribuidas a Teherán.

"La seguridad de Arabia Saudita será garantizada con el fin de la agresión en Yemen, más que con la invitación de extranjeros", dijo el líder iraní ante la Asamblea General de la ONU.

Hasan Rohani, dijo que su país se niega a "cualquier negociación bajo sanciones", desestimando la posibilidad de un encuentro con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un momento de agudas tensiones.

"Quisiera anunciar que nuestra respuesta a cualquier negociación bajo sanciones es negativa", dijo Rohani, quien precisó que no está interesado en una "foto de recuerdo" con el presidente de Estados Unidos.

Rohani habló después de que Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra Irán, como parte de la estrategia de "presión máxima" adoptada después de que Washington abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear iraní, una táctica reforzada desde el ataque contra instalaciones petroleras sauditas este mes.

En un momento en que los europeos trabajaban para organizar un encuentro entre los dos presidentes que relajara la tensión, Rohani desestimó esta opción.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / AFP "Las fotos de recuerdo son la etapa final de las negociaciones, no la primera", dijo Rohani.

Irán ya había advertido que la presencia de fuerzas extranjeras lastraba la seguridad de la región, después de que Estados Unidos anunció en refuerzo de su presencia en la zona el viernes pasado.

Estados Unidos reforzó este miércoles su presión económica frente a Irán. El mandatario estadounidense, Donald Trump, lo había prometido el martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas: "Las sanciones no serán levantadas mientras Irán mantenga un comportamiento amenazante. Serán endurecidas".