• Nueva York, EEUU |
  • |
  • |
  • Edición Web

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, dijo el miércoles a la Voz de América que sí han ocurrido contactos entre el gobierno encargado que lidera Juan Guaidó y Rusia, en declaraciones al término de una reunión del presidente Donald Trump con líderes del continente.

Presidentes que asistieron al encuentro dedicadio a la crisis en Venezuela dijeron a la VOA que se trató de una reunión "muy importante" y "productiva".

"Han habido contactos entre el gobierno interino y los rusos. Y creo que más contactos, conversaciones serían bastante útiles", dijo Abrams.

El encargado de Relaciones Exteriores de Guaidó, Julio Borges, también explicó que "no hay nada formal" pero explicó que el martes se acercó al canciller ruso, Serguei Lavrov, y le expresó que Rusia "es parte de la situación y no pueden seguir protegiendo, apoyando a Maduro".

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Archivo/END

En el evento, que tuvo lugar en Nueva York en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGA), intervino Borges.

"Una de los retos más importantes es que la región entera ponga a escoger a (Vladimir) Putin si prefiere tener relaciones con la región u optar por Maduro", dijo Borges el miércoles.

Borges dijo que el problema venezolano "es complejo": "Aquí hay que meter obligatoriamente a la comunidad internacional, que significa Estados Unidos principalmente, a Europa, a Rusia y a China".

"En lugar de ellos soportar a Maduro, que saben que no hay futuro con él, se abran a una solución que signifique una transición y elecciones libres en Venezuela", dijo Borges.

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo a la VOA que la reunión "muestra que la región está unida para enfrentar la dictadura y para defender las libertades en Venezuela".

El encuentro se da días después de que 14 países latinoamericanos adoptaron una resolución para sancionar a funcionarios y exfuncionarios del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Venezuela ha estado presente en la agenda de Estados Unidos en las Naciones Unidas, donde Trump aprovechó su discurso ante el debate general para hablar específicamente de la situación en el país suramericano.