• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Donald Trump calificó a Venezuela como “una tragedia de proporciones históricas”, mientras que la Contraloría de ese país prohibió las transacciones con el presidente encargado, Juan Guaidó.

Venezuela, que vive una creciente escasez de ciertas medicinas, combustible y electricidad ha sido “destruida por el socialismo”, dijo Trump en una reunión en un hotel de Manhattan, a la que invitó a representantes de más de 20 países de la región, incluidos los presidentes de Colombia, Chile, Ecuador, Argentina y Panamá.

Pero Estados Unidos “está haciendo todo lo que puede para aislar a (Nicolás) Maduro y sus cómplices” y seguirá “apoyando al pueblo venezolano cada día hasta que sean finalmente libres de esta terrible opresión”, dijo. “Serán libres. Sucederá”, prometió.

La Contraloría de Venezuela prohibió este miércoles realizar operaciones financieras con el líder opositor Juan Guaidó, al denunciar que supuestamente maniobra para favorecer a un contratista del Estado.

“Se instruye a la Sudeban para que prohíba toda transacción con el usurpador Juan Guaidó desde el punto de vista bancario, financiero, tanto en Venezuela como en el extranjero”, dijo el jefe del organismo de control, el oficialista Elvis Amoroso.

Julio Borges, el encargado de la diplomacia del líder opositor Juan Guaidó. Archivo/END

La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) también tendrá que informar a las empresas del país que “deben abstenerse de realizar cualquier tipo de transacción” con Guaidó porque maneja “dinero sucio”, añadió Amoroso en la televisión gubernamental.

Borges: “Todas las opciones”

Por su parte, Julio Borges, el encargado de la diplomacia del líder opositor Juan Guaidó, insistió en la reunión con Trump que “ninguna opción debe ser descartada para librar a Venezuela y la región del régimen corrupto”, y dijo que en el último año el gobierno de Maduro “mató a un ciudadano cada dos horas”.

“Dicen que mantener abierta todas las opciones es peligroso. Presidente (Trump), la evidencia muestra que lo peor que puede pasarle a Venezuela es que nada pase. Lo que es realmente peligroso, lo que es inaceptable es tener un régimen que desestabiliza a toda la región y que hoy está matando de hambre a 35 millones de personas”, afirmó Borges.

Hace un año, en la anterior cita anual de los líderes mundiales en la ONU, Trump aseguró que no descartaba una opción militar en Venezuela, aunque su gobierno asegura que apoya una transición pacífica a la democracia y ahora presiona por más sanciones de Europa y Latinoamérica contra funcionarios del Gobierno venezolano.

Borges llamó a todos los países de la región a sancionar también a Cuba. “Es hora de que (Raúl) Castro y (Miguel) Díaz-Canel comprendan las consecuencias de apoyar un gobierno criminal”, afirmó.

Los presidentes de Cuba y Venezuela no acudieron este año a la Asamblea General. Guaidó envió a una delegación con una nutrida agenda al margen de la mayor cumbre diplomática mundial.

“Amenaza regional”

El presidente colombiano, Iván Duque, llamó a crear “un bloqueo diplomático” contra Maduro y sus aliados.

Juan Guaidó. AFP/END

En su discurso ante la ONU, sostuvo que 16 países de la región creen que Venezuela está involucrada en “el tráfico de drogas, el lavado de activos, el terrorismo y su financiación, la corrupción y la violación de derechos humanos”, lo cual constituye “una amenaza regional” que viola la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Duque dijo además a Trump que presentará al secretario general de la ONU y al Consejo de Seguridad un informe de 128 páginas que detalla los presuntos delitos y que espera que este sea debatido.

El lunes, 16 países latinoamericanos activaron el tratado de defensa interamericano TIAR para actuar de forma colectiva con el fin de sancionar a altos funcionarios venezolanos.

Bolívar “revolcándose en su tumba” -

“La conclusión es que esta dictadura tiene que terminar”, sentenció por su lado en la reunión el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

“Maduro es parte del problema y nunca será parte de la solución”, añadió, y fustigó a Cuba, China, Rusia, Irán y Turquía por ayudar a Venezuela.

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno quiso hacer una precisión: “La acción internacional no puede ser interpretada en ningún momento como que es una intervención” porque es tomada por “todos los países unidos”.

“Son más de cuatro millones de seres humanos que huyen de este régimen despótico, corrupto, protector de terroristas”, dijo en referencia a los venezolanos que han salido del país.

La ONU estima que un cuarto de la población venezolana necesita ayuda humanitaria y que unos 5,000 venezolanos abandonan el país cada día.

“Definitivamente Venezuela es un Estado fallido”. El libertador “Simón Bolívar debe estar revolcándose en su tumba, por lo que se ha hecho con la democracia” venezolana, sentenció Moreno.