• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El director nacional de inteligencia de Estados Unidos, Joseph MaGuire, testifica este jueves ante el Congreso, mientras se espera que se divulgue el informe del funcionario que puso en aprietos a Donald Trump por su conversación con el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

El documento, que fue desclasificado según dijeron legisladores, podría ser divulgado temprano este jueves, de acuerdo con la cadena CNN.

Un grupo acotado de congresistas tuvo acceso al documento la noche del miércoles.

El legislador republicano Chris Stewart, que integra el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo en Twitter a última hora del miércoles: "ULTIMO MOMENTO: la denuncia del informante ha sido desclasificada. Aliento a todos a que la lean".

El jefe de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo tras leer el documento que "es muy inquietante".

El senador republicano Ben Sasse se hizo eco de esa afirmación al señalar que "obviamente hay allí muchas cosas muy inquietantes".

El escándalo estalló cuando el país se embarca en la campaña para las elecciones de noviembre de 2020, a las que Trump se postula a la reelección.

- Polémica solicitud -

Los demócratas lanzaron el martes una investigación parlamentaria formal contra Trump -primera etapa del procedimiento de impeachment- tras la denuncia de que en una conversación del 25 de julio presuntamente presionó a su par ucraniano para que investigara a su rival político Joe Biden.

Biden, quien fue vicepresidente de Barack Obama, aparece de momento como favorito en la carrera del Partido Demócrata para obtener la candidatura presidencial.

Trump ha rechazado cualquier irregularidad en la conversación y el miércoles afirmó que "no amenacé a nadie, no presioné, nada".

De acuerdo con la transcripción, que fue divulgada el miércoles, Trump le pidió a Zelenski "mirar" señalamientos de supuesta corrupción contra uno de los hijos de Biden, principal candidato demócrata a las elecciones de 2020.

"Se habla mucho del hijo de Biden, que Biden detuvo la investigación y muchas personas quieren saber sobre eso", dijo Trump a Zelenski. "Biden se jactaba de haber detenido la investigación así que si puedes mirar eso", añadió.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Archivo/ENDHunter Biden fue miembro desde 2014 hasta 2019 del comité de monitoreo del grupo de gas ucraniano Burisma, perteneciente a un oligarca prorruso de dudosa reputación.

Analistas señalaron que la transcripción usa puntos suspensivos -denotando palabras o pasajes faltantes- en tres ocasiones, todas cuando Trump hace solicitudes a Zelenski. Otros indicaron que se suponía que debía relatar una llamada de 30 minutos, pero lo que se transcribe dura apenas 12.

"Crisis fabricada"

"Cuando miran la información, es una broma. ¿Un 'impeachment' por eso?", dijo Trump en una conferencia de prensa en Nueva York al margen de la Asamblea General de la ONU.

Tras la divulgación, Trump aseguró que todo no es más que una "crisis fabricada" en el marco de "la mayor caza de brujas en la historia de Estados Unidos".

Zelenski lo respaldó el miércoles al afirmar que "tuvimos una buena conversación telefónica, normal. (...) Nadie me presionó", aseguró junto a Trump, recalcando que no quiere verse involucrado en las elecciones estadounidenses.

Pero los demócratas dijeron que la transcripción "refleja inequívocamente un abuso impactante y condenatorio de la función presidencial para beneficio político personal".

"Así es como habla un jefe de la mafia", dijo el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Archivo/END

Los demócratas, que tienen mayoría en la Cámara baja, vienen evaluando desde hace tiempo la posibilidad de un juicio político contra Trump, que se ha visto envuelto en varios escándalos, aunque parece poco probable, al menos de momento, que prospere una destitución.

El objetivo de los demócratas es reunir la mayor información posible para sustentar loa votación de una acusación en la Cámara de Representantes, donde tienen mayoría.

Pero luego sería el Senado, donde dominan los republicanos, el que realizaría el juicio político y votaría si destituye o no al presidente. Pero para ello, los demócratas deberían convencer a 20 senadores republicanos, algo que luce difícil.