• Viena, Austria |
  • |
  • |
  • AFP

Irán comenzó el proceso de enriquecimiento de uranio utilizando las centrifugadoras avanzadas que acaba de instalar, una nueva etapa en el incumplimiento del acuerdo de 2015 sobre su programa nuclear, señaló este jueves el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Según un informe del OIEA, organismo de la ONU a cargo del monitoreo del cumplimiento de este acuerdo, las centrifugadoras avanzadas instaladas en el sitio iraní de Natanz "están activas o han sido preparadas para realizar el enriquecimiento de uranio".

Las centrifugadoras en cuestión son veinte modelos del tipo IR-4 y dos "cascadas" que totalizan 30 modelos del tipo IR-6, precisó el informe consultado por la AFP.

El acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear iraní sólo autoriza a Teherán a producir uranio enriquecido con centrifugadoras de primera generación (IR-1).

Instalar centrifugadoras "en cascada" permite acelerar el proceso de enriquecimiento.

Irán anunció el 7 de septiembre la puesta en marcha de centrifugadoras avanzadas, que permiten aumentar sus reservas de uranio enriquecido por encima del límite de 300 kilogramos establecido por el acuerdo de Viena.

La producción a través de estas centrifugadoras "aumentará los niveles de acumulación" de uranio de Irán, indicó a la AFP una fuente diplomática en Viena, quien precisó que se trataba de "un número reducido de centrifugadoras".

Este diplomático defendió también que esta decisión no comporta "ningún cambio" en la cooperación entre Irán y la OIEA.

Después de que Estados Unidos abandonara de forma unilateral el acuerdo nuclear con Irán, Washington restableció en 2018 sanciones económicas contra Teherán, que intensifica constantemente para forzar a las autoridades iraníes a negociar un nuevo acuerdo.

El presidente iraní, Hasan Rohani, aseguró este jueves que "por supuesto" que su país sostendrá conversaciones con Estados Unidos si el presidente Donald Trump levanta las sanciones.

"Si llegamos a un momento en que estas condiciones sean sacadas de la mesa, por supuesto que existe la posibilidad de hablar con Estados Unidos", dijo Rohani a periodistas en Nueva York, un día después de su discurso en la Asamblea General de la ONU, donde se frustró una posible reunión entre el presidente iraní y su homólogo estadounidense.