•  |
  •  |
  • AFP

El famoso ex sacerdote católico de Miami, Alberto Cutié, que desató un escándalo en la Iglesia cuando paparazzi lo fotografiaron besando en la boca y acariciando a una mujer en la playa de Miami Beach, se casó hoy con su novia, informaron noticieros locales. Cutié, de 40 años, contrajo matrimonio por lo civil con su novia guatemalteca Ruhama Buni Canellis, de 35 años, en una corte de Coral Gables, ciudad vecina de Miami, según la edición electrónica de El Nuevo Herald.

Conocido como "Padre Alberto", Cutié era uno de los sacerdotes hispanos más populares de Estados Unidos, con programas en la televisión, en la radio y una columna semanal en el diario El Nuevo Herald, además de ser amigo de estrellas y personajes de la farándula en Miami. En medio del escándalo por la publicación, en una revista de chismes, de fotos donde el entonces sacerdote aparece con su mano bajo el bikini de Ruhama y en poses románticas, Cutié aseguró que nunca pediría perdón a la Iglesia "por amar a una mujer".

"Estoy enamorado y ella de mí (...) Nunca dejé de ser hombre cuando me hice cura, y Dios me hizo hombre", declaró en una entrevista con Univisión, la principal cadena hispana de Estados Unidos. Cutié, crítico del celibato, abandonó la Iglesia Católica y continúa ejerciendo como religioso en la Iglesia Episcopal, que no prohíbe el matrimonio de sus pastores.