•  |
  •  |
  • AFP

La Oficina francesa de Investigación y Análisis (BEA), que investiga las causas de la tragedia del Airbus A330 que cayó al océano Atlántico, desmintió la información publicada por el diario Le Monde que aseguraba que la marina francesa había encontrado una "señal muy débil" de las cajas negras del aparato.

Aún no fueron localizados los registradores de vuelo del Airbus de Air France que cayó al Atlántico frente a las costas brasileñas con 228 personas a bordo, informó un portavoz de la BEA, indicando que "los equipos de búsqueda verifican todos los ruidos que se captan".

"Por el momento, no hemos ubicado ninguna señal acústica que emane de las balizas y que haya sido confirmado", precisó más tarde el director de la BEA, Paul-Louis Arslanian, quien agregó que "hubo efectivamente, y no es la primera vez, señales captadas". "Esto no quiere decir que esas señales son las de las balizas, ésto exige una verificación, y como en cada ocasión, la verificación comenzó", agregó.

"Esta mañana, todos tuvimos una esperanza cuando escuchamos que se habían encontrado las cajas negras. Era desgraciadamente una falsa alerta", corroboró el secretario de Estado encargado de los transportes, Dominique Bussereau, respondiendo en la Asamblea nacional a la pregunta de un diputado.

Se une 'Nautile' a la búsqueda
 "No tengo confirmación" de la localización de las cajas negras, señaló por su parte el capitán de navío, Christophe Prazuck, del estado mayor de las fuerzas armadas francesas. Contactado por la radio Europe 1, Philippe Guillemet, capitán del navío dee investigación "Pourquoi pas" que participa en las búsqueda, desmintió formalmente la información según la cual las cajas negras habían sido ubicadas. "Se reciben ondas acústicas, pero desgraciadamente no hay nada comprobado", declaró.

Los registradores de vuelo emiten una señal que permite localizarlos durante un mes. En la búsqueda de las dos cajas negras participan el submarino nuclear francés "Emeraude", dos remolcadores de alta mar que rastrean el fondo marino mediante sonares, y el navío de exploración submarina "Pourquoi pas" equipado de un submarino y un robot. Según Le Monde, el submarino "Nautile", fue lanzado ayer en búsqueda de las cajas negras.

Los restos del avión que han sido encontrados en las últimas semanas se sitúan en una zona donde se calcula que la profundidad es entre 3.000 y 5.000 metros, y cuyo relieve marino haced muy difíciles las búsquedas.