•  |
  •  |
  • END

La oposición keniana anunció la convocatoria el viernes de una manifestación de protesta en Nairobi, tras haber debido renunciar a ella el jueves, mientras que Estados Unidos señaló el envío de un emisario para favorecer el diálogo.

La nueva manifestación está programada a las 10:00 (07:00 GMT), indicó el Movimiento Democrático Naranja (ODM), principal partido de la oposición, cuyos partidarios debieron renunciar a concentrarse el jueves debido al enorme despliegue policial efectuado en la capital.

Desde el amanecer, la Policía se afanó en dispersar a los cientos de opositores que pretendían manifestarse en el corazón de Nairobi.

Durante todo el día, las fuerzas del orden recurrieron a cañones de agua, disparos al aire y gases lacrimógenos contra los manifestantes en los accesos a la “villa-miseria” de Kibera, el feudo de Odinga. Al menos 13 personas murieron el jueves en los enfrentamientos a lo largo del país, tres de ellas en el oeste, otro feudo de la oposición. Con esas víctimas ascienden a 351 los muertos registrados desde los comicios, según un balance establecido por la AFP a partir de fuentes policiales, médicas y de algunas morgues.

En Kisumu (oeste), dos diputados del ODM, Shabir Shabeer y Olago Aluch, “fueron arrestados por incitar a los partidarios del ODM a manifestarse en la ciudad”, declaró a la AFP un alto responsable de la Policía provincial.

La violencia de los últimos días causó también unos 100,000 desplazados, según la Cruz Roja keniana, que el jueves pidió donaciones por valor de 7.5 millones de dólares (5.1 millones de euros).