elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La crisis financiera global que estalló a fines del año pasado es resultado de décadas de aplicación de políticas neoliberales que dejaron la economía mundial "al borde del abismo", afirmó hoy el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. "Fueron las tesis del Estado mínimo, las privatizaciones desenfrenadas de empresas públicas y la crítica a la fuerte presencia reguladora del Estado que condujeron a la economía global al borde del abismo", manifestó Lula en un almuerzo en homenaje a la presidenta de Filipinas, Gloria Arroyo.

Por eso, puntualizó el mandatario brasileño, la crisis financiera actual "es el resultado de un ciclo de casi tres décadas de equívocos cometidos en nombre del neoliberalismo". En la visión de Lula, este escenario dejó claro que es necesario avanzar en la "construcción de un nuevo orden internacional", que se extienda especialmente a los organismos financieros multinacionales.

Para Lula, "el mundo no puede ser regido por un club de siete u ocho países ricos, sin tener en cuenta a más de la mitad de la población mundial", así como "es impensable que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial sigan siendo un condominio de europeos y estadounidenses". Estos organismos no pueden "prescindir del peso y la legitimidad" de los países en vías de desarrollo, añadió.

Lula recibió hoy en la sede la cancillería a la presidenta Arroyo y posteriormente ambos compartieron un almuerzo. Los dos mandatarios firmaron diversos acuerdos de cooperación bilateral.