•  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a todos los actores políticos de Honduras alcanzar una solución de "diálogo" y "consenso" al conflicto que puso al país centroamericano al borde de un golpe de Estado. "El secretario general de la ONU está preocupado por las tensiones políticas e institucionales en Honduras y urge a la moderación a todos para evitar una mayor escalada", señaló su portavoz Michelle Montas.

Según la vocera, Ban "considera importante que los líderes del país actúen respetando el derecho y las instituciones democráticas y que busquen consenso en las cuestiones políticas a través de un diálogo pacífico e incluyente". "Tras informes equivocados que han circulado, el secretario general también desea aclarar que la ONU no tiene planes de conducir un ejercicio de observación de las consultas previstas este fin de semana", agregó.

El gobierno estadounidense también urge a todas las partes a buscar una salida consensuada, declaró hoy un portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.  "Pedimos a todas las partes a buscar una salida democrática consensuada que cumpla con la Constitución y las leyes hondureñas (y que) sea consistente con los principios de la Carta Democrática Interamericana", añadió Crowley.

"Creemos que la OEA (Organización de Estados Americanos) tiene un papel importante que jugar, y le pedimos que tome todas las acciones necesarias para que se respeten los principios de la Carta", añadió

En la misma línea, el gobierno español expresó "su preocupación por la crisis institucional que está atravesando Honduras" y alentó al diálogo entre el presidente hondureño, Manuel Zelaya, y al resto de actores implicados para lograr una solución. España pidió a los involucrados que "mediante un diálogo constructivo superen los desencuentros que han llevado a la presente situación y encuentren una vía de solución a los mismos, en el marco del pleno respeto a la institucionalidad democrática y al Estado de derecho", informó el ministerio de Asuntos Exteriores español en un comunicado.

El ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero afirmó que está en "permanente contacto con los países de la región y con el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, a los que ha transmitido su disponibilidad para colaborar a la consecución de esos objetivos".

La tensión se avivó ayer en Honduras cuando la Corte Suprema ordenó restituir al jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Romeo Vásquez, que había sido destituido por el presidente Manuel Zelaya tras no acatar una orden de repartir urnas electorales para la consulta del domingo. Zelaya aspira a modificar la Carta Magna para permitir la reelección presidencial, pero esa iniciativa fue considerada ilegal por el Tribunal Supremo de Elecciones, el Congreso y la Fiscalía, además de la mayoría de las organizaciones sociales.