•  |
  •  |
  • END

ROMA/AFP

El cardenal Angelo Bagnasco, Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), pidió ayer viernes a los políticos tener comportamiento “coherente”, en una crítica velada a Silvio Berlusconi, que se encuentra en medio de varios escándalos por su vida privada.

La intervención de Bagnasco en un coloquio sobre la preparación al matrimonio en Crotone (sur), fue reproducida por el Osservatore romano, diario del Vaticano, bajo el título: “Los jóvenes piden a la política comportamientos coherentes”.

“Sabemos sobre la influencia que la cultura, los estilos de vida y los comportamientos claros tienen en la forma de pensar y actuar de todos, en particular los jóvenes, que tienen derecho a que se les muestre altos y nobles ideales, así como a observar comportamientos coherentes”, afirmó el cardenal.

Pidió a la política “honrar” a los ciudadanos que viven “con humildad y pragmatismo”, a los ciudadanos que expresan “la verdadera ética de nuestro pueblo y que son hostiles a las derivas y a todo tipo de excesos”.

Desde que su mujer Verónica anunció a inicios de mayo que pediría el divorcio, Silvio Berlusconi se enfrenta a varios escándalos sobre su vida privada, su gusto por jóvenes y bellas mujeres, o por la utilización de vuelos gubernamentales para sus invitados en lujosas residencias.

Los medios católicos italianos ya se mostraron indignados tras las revelaciones sobre la vida privada del jefe de gobierno.

El semanario Familia Cristiana, uno de los más leídos de Italia, afirmó en su número de esta semana que Berlusconi “superó los límites de la decencia”.