•   MADRID  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Torre de Hércules, un faro de la época romana situado en A Coruña (Galicia, noroeste de España), ha pasado a formar parte de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, tras la decisión tomada por el Comité del Patrimonio Mundial, informó una portavoz de la institución.

El Comité del Patrimonio Mundial, reunido en su 33ª sesión anual hasta el próximo martes en Sevilla (Andalucía, sur) también decidió incluir el sitio suizo formado por La Chaux-de-Fonds y Le Locle (oeste), así como el Puente-canal y el canal de Pontcysyllte en el Reino Unido, y las Grandes Salinas de Salins-les-Bains en Francia.

El Comité decidió por consenso inscribir a la Torre de Hércules, el único faro de la antigüedad aún en activo, en razón de su "valor universal excepcional", en una decisión que fue recibida con una gran fiesta en La Coruña. "La Torre de Hércules es un faro de origen romano, construido sobre un promontorio rocoso bañado por el Océano Atlántico, cuya construcción original está protegida por un recubrimiento del siglo XVIII", según el ministerio de Cultura español.

Este faro, construido en el Siglo I es "la única señal marítima que se mantiene operativa de todas las torres de apoyo a la navegación que la civilización romana construyó tanto en el litoral mediterráneo como en el atlántico".

La Torre de Hércules, que aspiraba por primera vez a ser patrimonio de la humanidad, se unió así a otros lugares del mundo inscritos ayer y hoy cuando entró a formar parte de la lista el Palacio Stoclet de Bruselas y las localidades suizas de La Chaux-de-Fonds y Le Locle. Estas dos localidades, cuyo trazado urbano está concebido en razón de las necesidades de la industria relojera del lugar, "constituye un ejemplo notable de ciudades monoindustriales bien conservadas y en plena actividad actualmente", según la UNESCO.

El Comité, que recuerda que Karl Marx se refirió a La Chaux-de-Fonds como un ejemplo cuando analizó la división del trabajo en El Capital, también decidió inscribir este sábado el Puente-canal y el canal de Pontcysyllte, que cruza 18 km del nordeste del País de Gales, por ser "una auténtica proeza de la ingeniería civil de la época de la Revolución Industrial".

El sitio ha sido inscrito en "su calidad de obra maestra del ingenio creativo humano, así como de síntesis notable de los conocimientos técnicos de la Europa de su tiempo", según el Comité, que también ha incluido las Grandes Salinas de Salins-les-Bains como extensión del sitio francés de las Salinas Reales de Arc-et-Senans, inscrito en la Lista en 1982. Estas salinas llevan en funcionamiento desde la Edad Media y "es un testimonio de la historia de la extracción de sal en Francia".

Tras estas inclusiones, el Comité ha inscrito 15 de los 27 lugares culturales, naturales o mixtos aspirantes, entre ellos el Monte Wutai en China, el macizo de los Dolomitas italiano, el Mar de las Wadden entre Alemania y Holanda y Cidade Velha en Cabo Verde. Junto a ellos han entrado las Ruinas de Loropeni en Burkina Faso, la Montaña Sagrada de Sulamain-Too en Kirguizistán, el sistema hidráulico histórico de Shushtar en Irán y las tumbas reales de la dinastía Joseon en Corea del Sur.

El Comité proseguirá sus deliberaciones hasta el próximo 30 de junio, por lo que en los proximos días podrán seguir añadiéndose nombres a una lista que antes de la reunión de Sevilla contaba con 878 sitios inscritos, de los cuales 679 culturales, 174 naturales y 25 mixtos en 145 países.