• LOS ANGELES |
  • |
  • |
  • AFP

La familia de Michael Jackson planeaba hoy tributos funerarios alrededor del mundo para el ícono del pop, mientras su médico negó haberle suministrado un potente analgésico poco antes de su inesperada y todavía misteriosa muerte hace cuatro días.

Los Jackson se reunieron con el reverendo y activista Al Sharpton para discutir los planes de un homenaje a la estrella, que murió repentinamente el jueves a los 50 años dejando al mundo entero en "shock" y adelantó que están considerando una serie de tributos simultáneos alrededor del planeta para reflejar la popularidad del cantante.

Pero en el frente polémico de esta muerte, el médico de Jackson, el cardiólogo Conrad Murray, figura crucial en la investigación sobre las causas exactas del paro cardiaco que detuvo el corazon pop, negó haber suministrado analgésico alguno al cantante de "Thriller" poco antes de su muerte.

Sharpton también comentó que la familia estaba molesta con la cobertura de la muerte de su integrante más famoso, por concentrarse en los problemas que tuvo el astro como acusado de abuso sexual de menores, sus deudas financieras y su adicción a las medicinas recetadas.

"Quieren ver tratado a su hermano correctamente. Me dijeron: 'Tienes que salir y defender a Michael'", sostuvo Sharpton al diario New York Daily News. "Si fuimos capaces de mirar más allá de los defectos de Frank Sinatra y Elvis Presley, entonces podemos poner en una perspectiva adecuada los defectos que Michael pudo haber tenido", agregó.

El abogado del médico de Jackson, Edward Chernoff, aseguró que su cliente Conrad Murray no inyectó ningún analgésico al artista, según citó el diario Los Angeles Times. "No hubo Demerol, no hubo OxyContin (otro analgésico)" suministrado por el médico Murray a Jackson, afirmó el legislador en la edición digital del diario calificando de "absolutamente falsos" los reportes que dan cuenta de que sí lo hizo.

Se desconocen resultados de segunda autopsia
Según Chernoff, la muerte de Jackson impactó a Murray. "Él fue el que sugirió la autopsia a la familia cuando todavía estaban en el hospital. Él no entendió por qué murió Michael Jackson", apuntó. A Jackson se le practicaron dos autopsias, una en el instituto de medicina forense de Los Angeles, que descartó en un informe preliminar sospechas criminales aunque habrá que esperar entre "cuatro a seis semanas" por los resultados finales, y una segunda independiente a pedido de la familia del cantante, cuyos resultados se desconocen.

La solicitud de esta autopsia independiente obedeció a "preguntas sin respuestas" que tenía la familia Jackson sobre el papel del médico Murray, la última persona que lo habría visto con vida, afirmó el reverendo Jesse Jackson, quien acompañó a los deudos como consejero espiritual.

El médico Conrad fue interrogado por la policía, aunque en calidad de testigo, según dijo su portavoz Miranda Sevcik en un comunicado. La policía de Los Angeles señaló ayer que interrogaron por segunda vez al doctor Murray, pero según fuentes cercanas a la investigación no se halló ninguna evidencia contra el médico.

Premiación anual en tributo al cantante
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió un mensaje de condolencia a la familia del ídolo, atrincherados en su casa del suburbio de Encino, al norte de Los Angeles, desde que perdieron a Michael Jackson el jueves cuando se encontraba en su mansión alquilada de Bel-Air.

Mientras continuaban los homenajes callejeros de los admiradores del músico en el mundo, en Los Angeles la televisora Black Entertainment Television (BET) convirtió hoy una premiación anual de su cadena en un tributo a la super estrella "que ayudó a tender un puente" entre las divisiones raciales.

Michael Jackson, que ostentaba el récord de ser el cantante que más discos vendió con 'Thriller', nació el 29 de agosto de 1958 en una familia pobre de la ciudad de Gary (Indiana, norte).