• TEGUCIGALPA |
  • |
  • |
  • AFP

Los incidentes protagonizados entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes favorables al regreso del derrocado presidente Manuel Zelaya dejaron decenas de heridos en Tegucigalpa y se propagaban a otras ciudades del país, según los medios locales. Además de Tegucigalpa, se registraban incidentes en San Pedro Sula y en el Progreso, donde dos hombres resultaron heridos de bala y de donde es originario Roberto Micheletti, el nuevo presidente designado el domingo por el Congreso para reemplazar al depuesto Zelaya.

En la capital, los enfrentamientos entre las fuerzas del orden que defendían la Casa Presidencial, sede de la presidencia hondureña, y los centenares de manifestantes se saldaron con "heridos por todas partes: gente, militares, policía", relató un fotógrafo de la AFP, que describió el lugar como una "batalla campal". "Los militares están disparando a discreción" para desalojar a centenares de manifestantes que se dispersaron por la ciudad. Muchos comercios cerraron sus puertas en la capital y enviaron a los empleados a casa, informaron los medios locales.

Decenas de jóvenes, empuñando barras de hierro y palos, se habían congregado desde primeras horas de la mañana en el mismo sitio para levantar barricadas. Según el periodista de la AFP, la policía militar lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, que respondieron lanzando piedras y quemando neumáticos. Radios locales daban cuenta de que células de un número reducido de jóvenes se dispersaban por la ciudad rompiendo todo lo que encuentran a su paso.

Otro centenar de personas habían empezado a congregarse en el Boulevard Juan Pablo II, en las inmediaciones de la Casa Presidencial, para exigir el regreso de Manuel Zelaya. "Estamos esperando al presidente Mel (Zelaya), el único", expresó exaltado José, con el rostro cubierto por un pañuelo y empuñando una barra de hierro.

Desafiando el toque de queda que Micheletti impuso a partir de las 21H00 de la noche del domingo muchos manifestantes pasaron la noche en este lugar. Juan Barahona, dirigente de la central obrera FUTH, anunció que habían convocado a partir de hoy un paro nacional y manifestaciones en todo el país para exigir la restitución de Zelaya. Otro tanto ha hecho el poderoso sindicato de maestros, y se ha creado el Frente Popular de Resistencia (FPR) para luchar por el regreso de Zelaya.

Zelaya fue retirado del poder por militares, tras lo cual el Congreso nombró a Roberto Micheletti -hasta entonces su titular- para asumir la presidencia hasta terminar el actual mandato, en enero de 2011.