• |
  • |
  • AFP

Roberto Micheletti, presidente de Honduras, tras el golpe de Estado militar contra el mandatario Manuel Zelaya, advirtió de que en caso de que Zelaya intente regresar al país, los tribunales de justicia "tienen una orden de captura contra él". Durante una entrevista radiofónica, Micheletti expresó que esta orden es consecuencia de "los delitos" que cometió por su "interés de continuar en el Gobierno o por la actitud prepotente con que él había asumido los últimos meses".

Esa orden de captura, emitida anoche, también fue confirmada hoy por la jueza Maritza Arita a través de radios locales. La justicia acusa a Zelaya de 18 delitos, entre ellos "traición a la patria" y "abuso de autoridad".

En una segunda entrevista radiofónica con una estación española, Micheletti expresó que "no hay golpe de Estado ni nada que se le parezca", contra el presidente Manuel Zelaya y que "en ningún momento se ha roto el orden constitucional, es una sucesión constitucional que hemos hecho a través del congreso nacional, y eso es permitido en la Constitución nacional".

El presidente del Congreso hondureño, Roberto Micheletti, nombrado mandatario provisional hasta la puesta en funciones del próximo jefe de Estado en enero del 2011, empezó a formar su gobierno tras haber decretado 48 horas de toque de queda.

Zelaya, dirigente de izquierda en el poder desde 2006, fue destituido el domingo por el ejército y con el aval del Congreso, por haber intentado organizar un referendo popular que le posibilitaría una reelección, una consulta considerada ilegal por la Corte Suprema.