elnuevodiario.com.ni
  • BRUSELAS |
  • |
  • |
  • AFP

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, y su organización regional, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe, FEPALC, condenaron los "ataques" a periodistas tras el golpe de Estado en Honduras, en un comunicado divulgado hoy en Bruselas. Ambas organizaciones también "condenan con firmeza el cierre y militarización de medios en Honduras", que son "consecuencia directa" del golpe de Estado contra el presidente "constitucional" Manuel Zelaya, según el comunicado.

"Los que han asumido el poder en Honduras se enfrentan a un aislamiento internacional unánime", declaró en la nota Paco Audije, secretario general adjunto de la FIP, asegurando que no se permitirá "el intento de acabar con el pluralismo y silenciar a los periodistas". Según la FIP y la FEPALC, "se han podido constatar la clausura total o temporal de emisoras como Radio Globo, el Canal 66 Maya TV, el Canal 11 y Radio Progreso".

Varias operadoras de cable, entre otras Cable Color, se vieron afectadas asimismo "por interferencias, para evitar que emitieran la señal de CNN en español y Canal Sur de Venezuela". Los corresponsales de esta última cadena y de la agencia AP fueron además "detenidos, aunque al parecer han sido liberados posteriormente. Periodistas de los diarios El Tiempo, La Tribuna y El Heraldo han sido agredidos", enumeró el comunicado.

Ambas organizaciones saludaron por otro lado el "coraje de los compañeros del Canal 36 de televisión, que mantuvieron la emisión tras la llegada de los militares", quienes "rompieron las instalaciones, golpearon al único periodista que encontraron y retuvieron durante dos horas al personal administrativo".

En la misma nota, el director de la oficina de la FIP en Caracas, Gregorio Salazar, estimó que "los autores del golpe han fracasado al tratar de provocar un vacío informativo de los medios críticos". Salazar emplazó "a quienes han asumido el control del gobierno en Honduras a que respeten los derechos humanos y contribuyan a una pronta salida institucional de la crisis".

Hondureños denuncian censura en la radio y la televisión
Decenas de hondureños se comunicaron hoy con Radio Cadena Mi Gente, una estación salvadoreña para protestar por la represión militar en las calles de su país y denunciar la censura impuesta a la radio y televisión tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya. La radio, que se escucha en casi todo el territorio hondureño, dedicó su programación a informar sobre la crisis que vive Honduras.

La emisora salvadoreña recibe reportes constantes vía telefónica desde las ciudades hondureñas de Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba, Atlántida, El Progreso, Olancho, Intibuca y La Paz. La denuncia que más se repite es que no se pueden informar de lo que pasa en su propio país, por cuanto las radios y televisoras fueron ocupadas por los militares.